viernes, 20 de julio de 2018

El Múltiple (Orgasm) - NARS

Aquí comenté el primer Múltiple que tuve: era el color Maldives. Me duró 5 años -son caros pero se amortizan con creces- y al terminarlo he repetido pero cambiando de tono. Esta vez el elegido ha sido el mítico Orgasm.

Orgasm es el tono estrella de NARS, su color más universal y emblemático: en su legendario colorete en polvo, en el Múltiple, en barras y brillos de labios... tono mil veces imitado pero nunca igualado. Suave rosa con brillito dorado, favorece como pocos.

Parece que no termino de acertar con los colores de los Múltiples que adquiero, puesto que ya conté que el Maldives no me entusiasmaba por ser tan tostado. Y con Orgasm he tenido una pequeña decepción, aunque compensada de sobra. Me explico:

Pensé que Orgasm iba a quedar más intenso y mi intención era utilizarlo para dar color en mejillas y labios. Y al ser dorada de piel no se me nota apenas nada. A mujeres blanquitas digo yo que se les verá más, pero en mí casi es invisible. Y eso que no soy morena oscura sino morena clara (dorado suave). Y lo dicho: como color casi no se me nota.


En los labios me queda fatal, no favorece en absoluto, me los empalidece y me da mal aspecto. Lo intenté y al final nada: descartado en esa zona. Si me maquillo los labios necesito siempre un mínimo de color, por muy discreto que sea el labial. Si no, para eso los dejo sin pintar.

Como sombra de ojos está bien pues aporta un color muy natural, pero no me gusta el acabado "graso" que deja y prefiero las sombras clásicas.

Como colorete sí me funciona: deja un tono PRECIOSO y resplandeciente, muy natural al tiempo que bellísimo, y en esa zona sí me queda el color un poquito más subido. Como rubor discreto para looks super naturales -o al revés: maquillajes donde carguemos los ojos o los labios- queda perfecto.

Y el uso que no tenía pensado para este producto y al final es para lo que más lo estoy utilizando: iluminador. Al quedar el color tan poco intenso sirve a la perfección para iluminar rostro y cuerpo. Frente, nariz, ojos, mejillas, hombros, escote.... queda maravilloso. Lo alterno con mis otros iluminadores: también de NARS el fabuloso Copacabana líquido (reseña aquí). Y el iluminador de la paleta Master Blush de Maybelline.

Resumiendo: fallido en labios y ojos, pero monumental como colorete discreto y como iluminador facial y corporal. De hecho me atrevería a afirmar que Orgasm funciona mejor como iluminador que como color. Con el tono Maldives me pasó lo mismo: lo usaba ante todo para iluminar.

Yo he tenido suerte y aún he podido sacarle partido pero NO es un tono que recomendaría para morenas de piel, las cuales deberían escoger Múltiples en tonos más fuertes. Y en mujeres muy morenas, negras, mulatas etc lo descartaría totalmente, pues va a ser como no echarse nada. Como mucho puede funcionar en morenas claras y quienes mejor lo acogerán serán las pieles cuanto más blancas mejor. Y aun así habrá que ver cada caso, porque he leído a mujeres quejarse de que el Múltiple Orgasm no se les nota, siendo claritas de cutis.

Para características del producto consultar mi reseña del primer Múltiple. Pero vamos: igual de genial y calidad sobresaliente, por no hablar de lo cómodo y práctico que resulta su formato en barra.

Contiene 14 gramos -interminables- y cuesta 44 euros.

NOTA: 10 / 10