jueves, 21 de julio de 2016

Champú y mascarilla Nutri Repair 3 Butter - Fructis


Después de tres semanas utilizando estos HORRORES de champú y mascarilla, al final opté por dejar de ser masoca, no usarlos más y comprar unos nuevos. Los elegidos fueron éstos de Fructis.

Nutri Repair 3 Butter se dirige a cabellos muy secos y dañados. Contiene manteca de karité y aceites de macadamia, jojoba y almendras, y prometen nutrición intensa sin efecto graso a la vez que fortifican y suavizan. Enriquecidos con 3 Glyceride, la fórmula envuelve la fibra con una barrera protectora que cubre y ayuda a retener los constituyentes en el pelo, para aportarle fortaleza y una nutrición duradera.

Como es normal en Fructis, huelen genial: a frutas, muy exótico. No es su olor exacto, pero Nutri Repair 3 Butter me huele como a melón. Aunque me gustaba más el olor de la gama Adiós Daños.

Respecto a sus resultados en el cabello me tienen bastante contenta (sobre todo comparando con las pestes de champú y mascarilla que estaba usando antes). Nutren y lo dejan suave, muy bien. Y es cierto que no queda nada apelmazado ni engrasado: el pelo me aguanta perfecto como recién lavado dos e incluso tres días. Eso sí: he usado champús y mascarillas que nutren más, como la gama Oliva Mítica de Original Remedies, la Aceite Extraordinario de Elvive, o la Hidratación Profunda de Herbal Essences. Y echo en falta algo más de cuerpo; hay champús y mascarillas que estéticamente me dejan el pelo mejor.

No sé qué me pasa con Fructis, pero nunca me ha llegado a convencer del todo. Esta gama Nutri Repair Butter es buena, me gusta... pero no me termina de entusiasmar y no creo que repita con ella. Hay champús y mascarillas que me gustan muchísimo más.

El champú ronda los 3 euros y la mascarilla los 4.50, aunque adquirí ambos en promoción por algo menos de 6 euros.

NOTA: 8 / 10

miércoles, 20 de julio de 2016

Crema corporal enriquecida (bote azul) - Biocura


Esta es mi crema corporal actual. La compré en un supermercado de la cadena Aldi que hace poco pusieron cerca de mi barrio, y el otro día aproveché para ir a cotillear y comprar alguna cosilla. 

Pertenece a la marca cosmética de Aldi: Biocura. Es su primer producto que pruebo, y vistos los resultados no descarto que vengan más. Me recuerda a la línea Cien de LIDL (cuyos productos que he probado me han parecido buenísimos). Probablemente sean del mismo fabricante, dado que ambas firmas provienen de laboratorios alemanes y los dos supermercados -LIDL y Aldi- también son alemanes y muy similares en concepto y productos. 

Respecto a la crema: me encanta. 

Mi piel no sufre de sequedad pero me gusta usar leches corporales indicadas para piel seca, dado que nutren más. Es el caso de esta crema enriquecida con aceite de almendras y vitamina E. Ultra-cremosa y muy concentrada (no es como esas cremas corporales que parecen agua), hidrata intensamente durante 24 horas, elimina y previene la sequedad y aspereza, y reafirma la capa superior de la piel confiriéndole suavidad. Deja la piel sublime y nutre MUCHÍSIMO. 

Me recuerda infinito a la Nivea. No sé si será un clon o incluso la misma crema bajo distinto nombre, pero es que parecen gemelas: exactamente el mismo olor, la misma textura, la misma cremosidad... todo.

Contiene 500 ml y cuesta 1.49 euros: fabuloso. Es una crema fantástica, y encima, tirada de precio. Repetiré seguro.

Hay otra versión: una loción (foto arriba del todo). El bote es blanco, y en lugar de aceite de almendras lleva aceite de aguacate y está indicada para pieles normales. Yo como digo, aunque no las necesite prefiero comprar las versiones para piel seca, así que no creo que pruebe esa loción. No me quiten el bote azul, por favor.

NOTA: 10 / 10

jueves, 14 de julio de 2016

Máscara de pestañas Lash Sensational - Maybelline New York


Según su publicidad, Lash Sensational revela capas y capas de pestañas debido a su cepillo abanico con 6 tamaños diferentes de cerdas, que captura y despliega todas y cada una de las pestañas sin apelmazar. Las deja separadas, intensificadas, alargadas... desplegándolas desde el lagrimal hasta el exterior del ojo, como un abanico.

El cepillo es un tanto extraño: no llega a ser de esos en zig-zag, pero tampoco es como los rectos de toda la vida. Por un lado es recto y por el otro curvado. Al principio se me hizo raro cuando me maquillaba con él, pero enseguida le coges el truco. Es más: se adapta de maravilla a la forma de las pestañas.

No sé si habrá algo de cierto en esa tecnología tan chachi que describe la publicidad, pero sí constato que esta máscara deja PESTAÑONES. Además, la particular forma del cepillo potencia mucho el rizado (nunca he usado rizador de pestañas, pues ya las tengo naturalmente muy rizadas). Quedan gigantescas, larguísimas y con volumen, amén del rizo que mencioné. Por supuesto, influye a tope cómo se tengan de por sí: yo he tenido suerte y por ello muy rara es la máscara que no me deja unas pestañas de las que se podría colgar Spiderman.

Pese a no ser waterproof, dura intacta todo el día; no se "deshace" ni suelta residuos con el paso de las horas. Y es verdad que las pestañas quedan muy bien separadas. Consigue un efecto precioso, intenso pero elegante: hay máscaras que dejando pestañones las dejan apelmazadas y tiesas, con aspecto basto.

Muy contenta con ella. He tenido varias, y las máscaras de Maybelline son de lo mejorcito. Habría sido muy raro que Lash Sensational me hubiera decepcionado. 

De todos modos, no me hace nada que no me hagan la inmensa mayoría de máscaras. En ese aspecto no le veo nada destacable por encima de muchas otras.

La estrené hace dos semanas y calculo que permanecerá conmigo hasta diciembre / enero, quizá un poco más. Las máscaras de Maybelline siempre me han durado muchísimo: alguna ha llegado a estar conmigo un año, sin estropearse ni resecarse.

Contiene 9.5 ml y me costó unos 8 euros. Aunque la he estrenado hace nada, la compré en enero y estos meses la he tenido guardada mientras terminaba mi anterior máscara (ésta).

NOTA: 10 / 10

Edito en marzo 2017 para mencionar que ya la acabé. Ha durado ocho meses exactos. 

martes, 12 de julio de 2016

Desodorante Tropical (roll-on) - Rexona


Para mí no hay otra marca de desodorantes que no sea Rexona. He probado diversas marcas y los hay buenos; pero en mi experiencia, como los de Rexona, ninguno. Desde que los descubrí son los que siempre procuro comprar. Mi anterior desodorante fue éste, que olía a vainilla que era una gozada pero como desodorante era muy normalito, y estaba deseando acabarlo para volver a comprar un Rexona.

Mi adquisición fue el Tropical en roll-on. Siempre uso este formato: los sprays también me gustan pero prefiero los roll-on por su tamaño y comodidad a la hora de llevarlos por ahí, a diferencia de los sprays que suelen ser mucho más grandes. Y confieso que el color del envase también me influyó, dada mi filia por el rosa.

Rexona Tropical es un desodorante anti-transpirante con tecnología MotionSense ("cuanto más te mueves, más te protege"). No me creo esas chorradas publicitarias pero desde luego, es un producto 100% eficaz. Deja un sutil olor afrutado muy agradable, y su eficacia contra la sudoración y el mal olor es total. Asegura proteger durante 48 horas y constato que pasado un día el producto permanece en la piel. Siempre y cuando no hayamos sudado; en cuyo caso la protección desaparece como es lógico. Que hay mucho iluminado/a que visitan la ducha de milenio en milenio creyendo que con echarse desodorante o perfume ya no van a oler mal.

Contiene 50 ml que cunden para varios meses. El precio varía dependiendo del comercio: yo lo compré por 2 o 2.20 euros en un hipermercado, y el mismo día lo vi a 1.50 en una perfumería.

NOTA: 10 / 10

lunes, 11 de julio de 2016

Baby Lips Balm & Blush (Innocent Peach) - Maybelline New York


Ya comenté aquí este adorable producto 3 en 1 de Maybelline: bálsamo labial, color para labios y color para mejillas. Lo tenía en dos tonalidades (rosa y rojo), y desde hace un par de meses y gracias de nuevo a regalo de mi ángel, también está conmigo el tono melocotón. 

Uso muchísimo los tres. Para detalles del producto, consultar la primera reseña. 

Respecto al nuevo color (Innocent Peach), no esperaba que fuera a gustarme tanto. Es un nude melocotón precioso con tono muy vivo pese a su naturalidad y discrección, y favorece una locura: no es de esos nudes amarronados tristones que te apagan la cara. Ya lo estoy usando un montón en maquillajes de tonos tostados.

Sigo prefiriendo el rosa y el rojo, pero ya digo que al melocotón también le voy a sacar partido y no poco.

Como colorete ya conté en la primera reseña que no me vuelven loca (aunque también los uso así). Realmente me encantan como labiales por los tonos tan naturales e inmensamente favorecedores que dejan, unido a su papel como bálsamo y lo super hidratantes y cómodos que son en los labios.

Solo cuestan 3.95 euros.

NOTA: 10 / 10

Aquí aparecen los tres que tengo: Innocent Peach, Flirty Pink y Booming Ruby. El marrón no lo tengo, no me llama nada.

jueves, 7 de julio de 2016

Cómo perder el miedo al tinte negro: pautas para que luzca divino


Una melena azabache y super brillante fascina por igual a hombres y mujeres, pero muchas no se atreven y tienen pánico a teñirse de negro por esas creencias de que envejece y endurece facciones y que con piel clara produce un efecto fantasma. Todo falso: a la que le queda bien el negro negrísimo, eso es una PASADA. Y encima no estropea el pelo; y ya no hablemos de lo elegante pero también sexy y morboso que es, de cómo potencia los rasgos si eres muy guapa, y del alucinante brillo que da al cabello.

Pese a ello, sigue siendo un tono poco valorado en cuestión de tintes, donde la inmensa mayoría de mujeres prefieren optar por rubios y castaños. De las pocas que se tiñen de negro casi todas lo hacen como medida temporal de emergencia para tapar un tinte que quedó mal o para descansar de tintes claros que les destrozan el pelo, pero luego se arrepienten ("me queda fatal", "parezco una muerta") y enseguida vuelven a aclarar. Góticas aparte, mujeres que se tiñen de negro siempre y por puro gusto, somos cuatro contadas.

Una pena, dado que es un color espectacular y tiene ventajas sobre otros tonos de tinte. Lo comenté aquí.

Para que el negro ébano o azulado quede maravilloso, viene bien tener en cuenta unos consejos:

  • Personalmente, en una mujer me gusta más el negro en cabellos largos o que mínimo lleguen por los hombros. La típica melena negrísima y larga me parece DIOS (siempre y cuando el pelo esté cuidado, que muchas con tal de tenerlo largo llevan unos pelos de rata que flipas, y para eso mil veces mejor llevarlo corto y bonito).
  • Hay que cuidarlo. El tinte negro es super fácil de mantener comparado con rubios o rojos, pero tampoco hay que desatenderlo. Hay mujeres teñidas de negro a las que se les ve quemado, fosco y sin brillo; sin duda porque se lo echaron sobre tintes claros que les achicharraron el pelo y creen que con tapar de negro ya está todo solucionado, y no es así. Una melena negra mate y con aspecto estropajo es horrorosa, mientras que una lustrosa y brillante es AMOR... pero hay que currárselo para conseguirla. Y hay que procurar siempre llevar el negro super intenso y brillante; si no, no luce. Yo me tiño de negro azulado todos los meses: no es indispensable teñirse con esa frecuencia y bastaría con retocar cada dos e incluso tres meses, pero tengo la obsesión de querer llevar el negro super potente siempre, y si dejo pasar más de un mes el negro me ha perdido intensidad con los lavados y salen los malditos reflejos rojizos, así que todos los meses exijo tinte. También muy importante si llevamos el pelo teñido de negro ébano o azulado: exponerlo al sol lo menos posible para así evitar su aclarado. Y con el mismo fin, espaciar los lavados. Así el negro lucirá super intenso durante más tiempo. Yo me lavo el pelo cada dos o tres días, nunca a diario.
  • Saber maquillarse a la perfección es imprescindible si nos teñimos de negro. Hay que huir de los colores tristes y optar por tonos vivos y luminosos que contrasten con el negro. No significa pintarse como puertas sino saber elegir bien los tonos. Soy fanática de los coloretes rosas y de los labiales rosas y rojos, y en los ojos juego con todas las escalas de color: bronces, marrones, rosas, borgoñas, violetas, beiges, azules, grises, negros, verdes, dorados, plata... Lo bueno del negro es que combina de 10 con cualquier tono de maquillaje. Con el negro azulado recomiendo especialmente los rosas: colorete rosado, labial rosa suave o fuchsia intenso, un buen ahumado de ojos en violetas, morados.... a juego con ese color de pelo quedan espectaculares. Al igual que sombras o delineados en azul oscuro, y por supuesto, un buen ahumado en negro o gris.
  • Ídem con la ropa: preferible optar por prendas de colores vivos que contrasten con el cabello tan oscuro. Aunque la ropa negra a juego con pelo del mismo tono da un efecto sobrio y muy elegante, sexy y rockero. Pero fuera de eso -y mira que soy metalera- yo prefiero vestir cerca del rostro con tonos claros y llamativos: rojo (pelo negrísimo + prenda roja + labios rojos = DIOS), violeta, azul, rosa, blanco, dorado, plateado... destacan genial con el pelo azabache.
  • Tener muy buena piel. El cabello negrísimo resalta cualquier defectillo que tengamos en el cutis (ojeras, bolsas, arrugas, granos, rojeces, cicatrices, mal tono...), por lo que es recomendable teñirse de negro solo si tenemos una piel perfecta. Y para ello hay que cuidarla, tanto desde ámbito cosmético como -sobre todo- mediante hábitos sanos de vida. Si la genética ha sido generosa con nuestra piel es una suerte enorme, pero tampoco hay que acomodarse y bajar nunca la guardia. 
  • Esto no implica que mujeres mayores y bien conservadas no puedan llevar el pelo negro. Normalmente los tonos claros van a refrescar y rejuvenecer la imagen de la mujer mayor, pero si tu rostro ha nacido para el cabello negro éste le favorecerá siempre, tengas la edad que tengas. Un ejemplo es la bellísima actriz iraní Shohreh Aghdashloo, la cual ya no cumple los 60 y sigue divina con su cabello negro. Yo también poseo ascendencia árabe y comparto el mismo estilo de fisonomía, y estoy segura de que el negro nunca me va a envejecer ni sentar mal.
  • Respecto al mito de que tinte negro + cutis muy claro hace parecer un fantasma: no coincido. A mí me encanta ese contraste entre piel blanquita y pelo negrísimo. Yo soy de piel dorada y el tinte negro me queda genial, pero me gusta más cómo luce sobre pieles muy blancas y bien maquilladas: les queda espectacular, super sexy y elegantísimo. Así que no entiendo a esas chicas que dicen que se tiñeron de negro y les quedaba horroroso porque parecían "muertas". Más bien sería que no se maquillaban, o no lo hacían bien.
  • Si no se es mínimamente guapa, el pelo tan negro no quedará bien. Los rostros no muy agraciados no es recomendable que tiñan su cabello de negro, ya que es un tono que resalta al máximo todos los rasgos faciales, a diferencia de castaños o rubios (el segundo hace lo contrario: desvía la atención del rostro y suaviza y disimula rasgos un montón). En cambio, rostros muy espectaculares y llamativos no tienen inconveniente en teñir su pelo de azabache, pues saben que así les destaca la cara todavía más. Por tanto, chicas realmente guapísimas que decidan atreverse con el negro ébano o azulado, pueden estar seguras de que no se arrepentirán.
  • Los rostros que mejor acogen el negro son las mujeres blanquitas de ojos claros (a éstas el negro azulado les queda impresionante), las negras y mulatas, las asiáticas, las árabes y las morenazas de piel dorada. El cabello negrísimo es perfecto en combinación con rostros exóticos y bronceados, aunque reitero que a mí me encanta todavía más en contraste con pieles muy claras.
  • Por último, puede parecer tontería pero no lo es: el pelo tan negro es sobrio y elegante pero también muy sexy, agresivo, morboso y salvaje. Y como tal, exige actitud, personalidad y audacia en quien lo lleva. Tímidas: abstenerse de teñirse el cabello en este color.

martes, 5 de julio de 2016

Champú y mascarilla Stylius Color Vivo - Deliplus


Nunca compraba champús ni mascarillas Deliplus -ojalá hubiera seguido así-. Y es que he tenido malas experiencias con productos capilares de esta marca: gominas, geles y espumas (HORRIBLES), sérums "nutritivos" que eran alcohol puro, o el spray brillo diamante cuyo efecto en el pelo no dura ni 5 minutos. Por contra, los tintes Deliplus siempre me han ido bien. Pero de los productos de fijación, lavado y tratamiento me mantenía lejos. Hasta que el otro día por emergencia acabé comprando champú y mascarilla. 

Es la gama Color Vivo, indicada para cabello teñido o con mechas. Promete proteger el pelo teñido de los agentes que con el tiempo deterioran dicho color: lavados, sol y aparatos térmicos. 

Me tiño de negro azulado todos los meses, y debido a los lavados el negro ya no luce a final de mes tan intenso como al principio, por no hablar de cuando empiezan a salir los reflejos rojizos, fruto de cuando llevas debajo restos de decolorante / tintes más claros. Por lo que, aparte de nutrición, siempre ando a la caza de productos que mantengan mi negro durante más tiempo.

Tal y como temí, SON HORRIBLES: dejan el cabello muy normalito tirando a mal, no aportan suavidad ni brillo, no hidratan NADA y les echo en falta nutrición: ahora en verano se me quedan muy cortos y tengo que compensar con toneladas de sérum, mascarillas y aceites. Y el mismo día de lavarlo dejan el pelo que ni fu ni fa (a veces algo apelmazado), pero es que al día siguiente lo noto reseco y todavía más apelmazado, muy feo. Un show, dado que parece que llevo sin lavarlo una semana, cuando lo normal con otros champús y mascarillas es que el pelo me aguante perfecto hasta 3 días.

Respecto a su eficacia manteniendo el color: inútiles. Hoy hace un mes y dos días de la última vez que me teñí, y ya tengo el negro algo deslavado y ligero reflejo rojizo. El negro se ha ido aclarando y a los lavados hay que sumar que he ido a la playa y piscina, y estos productos no han evitado dicho deterioro. Nada que ver por ejemplo con el champú y la mascarilla para pelo teñido de Gliss, con los que el negro se me mantuvo intacto y no apareció reflejo claro hasta pasados casi dos meses.

Ambos contienen 400 ml. El champú cuesta 1.70 euros y la mascarilla 2.40. Tamaños y precios geniales, pero no repetiré. Son muy baratos, traen mucha cantidad y huelen a gloria (fresa), pero son MALÍSIMOS. Dudo enormemente que los termine.

Ahora sí que no volveré a comprar champús y mascarillas Deliplus. Reitero que en materia capilar, solo usaría su tinte negro azulado.

NOTA: 0 / 10