jueves, 23 de febrero de 2017

Máscara de pestañas Idol Eyes by Kate - Rimmel London


Al igual que con otras marcas como Maybelline, Max Factor, L´Oreal, etc, también he tenido muchísima suerte con Rimmel London: llevo usándola desde que empecé a maquillarme, y bases, polvos, sombras de ojos, perfiladores, máscaras de pestañas, barras y brillos de labios... todo me ha ido fenomenal. Salvo este corrector, y la máscara que paso a comentar.

Forma parte de los productos que Rimmel London empezó a comercializar con la imagen y nombre de Kate MossDe dicha colección ya comenté estas excelentes barras de labios. 

En cambio, esta máscara de pestañas resultó una decepción inmensa. Pertenece a la gama Idol Eyes, centrada en productos para los ojos (máscaras, sombras, delineadores). Es una máscara que promete máximo volumen y elevación, gracias a su aplicador curvado con forma de medio corazón. 

La realidad es que deja unas pestañas muy normalitas: no es de esas máscaras que te dejan unos pedazo de pestañones que parecen postizas. Se notan maquilladas pero no aporta un resultado destacable: quedan demasiado naturales. Una cosa es que a diario te guste llevar las pestañas más discretas, pero otra muy distinta es que las maquilles y apenas se note nada... sinceramente, para eso prefiero dejarlas sin maquillar. Clama al cielo porque yo ya tengo pestañazas y por ello muy rara es la máscara que no me las deja gigantes, y ésta es una de esas excepciones. He tenido otras máscaras de Rimmel London y todas me dejaban pestañones kilométricos, salvo ésta.

Y mi mayor chasco, al ser el motivo por el que la compré: se comercializa en negro, azul, verde y morado. Yo adquirí la azul ("Eye Rock Sapphire"), y es un azul que no se nota NADA. Vale que es tirando a oscuro pero esperaba que se notara más. A simple vista quedaba negra. Nada que ver por ejemplo con las máscaras Super Colour de KIKO, que con esas sí se obtiene color super visible. 

El envase plateado es bien chulo, y solo costó 4.95 euros. Pero la terminé desechando, y obviamente no repetiría con ella.  

NOTA: 2.5 / 10

lunes, 20 de febrero de 2017

Spray Colorista (coloración temporal) - L´Oreal Paris


Colorista es la rompedora y esperadísima colección (fijo que va a arrasar) que acaba de lanzar L´Oreal, consistente en productos para aportar al cabello los tan de moda colores fantasía. Es una genial idea para cambiar de look temporalmente, dando a nuestro cabello colores tan atrevidos como rosa, verde o azul, sin tener que recurrir a las agresivas decoloraciones que exigen los tintes fantasía.

Me tiño todos los meses de negro azulado, el cual venero, pero tiene la desventaja de que no permite opciones a la hora de realizar cambios de color. Si quieres aclarar un pelo teñido de negro no queda otra que decolorar... lo cual asesina mi cabello. Por eso, cuando vi anunciada esta colección que promete obtener colores tan chulos sin dañar el pelo, se me hizo la boca agua.

La gama se compone de Spray (dura un día), Washout (dura entre una y dos semanas) y Paint (color permanente). 

Yo compré uno de los sprays en el tono Hot Pink -rosa fuchsia-, que es el de esta foto:


En teoría dura hasta que lavas el pelo, cuando la verdad es que a lo largo del día va perdiendo un montón de intensidad. Y si peinas, el peine se lleva color. Me lo puse el sábado por la mañana y a la noche el color se había debilitado una burrada y lo poquísimo que quedaba lo limpié con papel antes de ir a dormir, y ayer lavé el pelo y ya no queda ni rastro de rosa. Pero vamos... que poco rosa había que lavar, pues se había esfumado lo suyo. Las primeras horas es una pasada, eso sí.

Muy visible incluso en pelo negro, aunque hay que dar varias pulsaciones para obtener un color potente. Con una o pocas apenas se ve color: esto da lugar a que como usemos este spray de forma más o menos frecuente, dando varias pulsaciones y sobre mucha superficie de cabello, lo vamos a terminar en nada.

Lo imperdonable: MANCHA COMO UN DEMONIO (esto no lo dicen en la publicidad, no son tontos). ¿De qué sirve que deje un color chulo, si luego tengo que estar todo el día limpiando manchas que me va dejando en cara, cuello y manos? también manché mi camisa y un poquito la almohada. Y las manos; madre mía las manosss... pasé todo el sábado con los dedos rosas, y eso que procuraba no tocarme la cabeza. El color no se queda nada fijado y en cuanto rozas el pelo te llevas el "regalito". Y mi cara con manchitas rosas en frente, sienes, cuello... que cada dos por tres tenía que mirarme a un espejo y limpiarme. Y da igual que pasen una o 5 horas: no deja de manchar. Vale que a las ocho de la tarde ya no manchaba tanto como cuando me lo puse a las doce del mediodía, pero seguía perdiendo color. Eso de "secado rápido": me troncho y me mondo.

Y esto teniendo en cuenta que me lo puse en la parte superior de la cabeza, que si llego a aplicarlo en medios y puntas (tocando todo el rato la ropa), ahí me hubiera reído también...

Otra joya: la zona donde apliquemos color queda apelmazada y dura, parece que nos hemos echado una plasta de pintura. Vamos, que da "gusto" acariciarla. A mí me da rabia cuidarme tanto el pelo para mantenerlo suavísimo y que luego me aplique este producto y se transforme en esparto.


¿Compensa aguantar todo eso? desde luego es mejor que tener que recurrir a una decoloración que te deje el pelo achicharrado, pero si usamos este spray, en serio: ya podemos ir ese día o noche con MIL OJOS, y con papel o pañuelos a mano.

Estéticamente quedó chulo y era una pasada lo que el fuchsia destacaba sobre el cabello negro. Encima ese día llevaba ropa en negro y cuero de rock total y me hice un maquillaje oscuro en tonos violeta, y sumado al rosa en el pelo el conjunto era brutal. Me sentí personaje de cómic total jejeje (o una luchadora de la WWE, que actualmente te pones a ver los combates y andan todas locas con los colorines en el pelo). 

Otro de los pocos datos positivos, es que NO contiene alcohol.

Así quedó. Cuando lo compré tenía miedo de que el color no se notara -y más sobre pelo teñido de negro-, pero en ese aspecto hay que reconocer que el producto no falla.


Aun así, no puedo aprobarlo. Es un producto ASQUEROSO.

A las adictas a los colores fantasía les recomiendo que sigan con sus métodos de siempre. Decolorar machaca el pelo, pero al menos el color queda fijado y no como una plasta, y no van manchando. Eso sí: estos sprays son una buena opción para probar diversos tonos fantasía y en caso de que nos guste mucho alguno, sopesar teñirnos en ese color pero con productos de mayor fijación.

Le daré un uso muuuuuy puntual, pues prefiero mi pelo tal cual. No tendrá colorines pero al menos voy tranquila de que no voy manchando a saco, y de que si yo o alguien me toca el pelo, gracias a este producto tenga un "tacto" que parezca que llevo meses sin lavarlo.  

Reitero que me gusta cómo queda visualmente, pero va a costar que vuelva a usarlo... y cuando lo haga, el pelo ni rozarlo con las manos. Y nada de aplicarlo de forma que toque el rostro o ropa (me fastidia horrores porque justamente yo quería ponérmelo en puntas y medios, pero es imposible por la ropa). En lugar de "Colorista" tendría que haberse llamado "Manchista".

La idea es fantástica, y queda bien una vez aplicado... pero el producto podría ser infinitamente mejor. Refiriéndome al spray y en el tono Hot Pink; el resto no sé qué tal irán.

A mí no me ha gustado pero le auguro un éxito rotundo, y pubs y discotecas repletos de chicas con sus cabelleras tintadas con Colorista. Eso sí: ni se os ocurra tocarles el pelo a no ser que llevéis guantes. Y las chicas que lo lleven puesto, mucho cuidado con sudar o con tocar a otras personas. El Apocalipsis ya debe ser como te pille una buena lluvia llevando este producto en el cabello...

NO merece la pena. Ya estoy leyendo opiniones de más mujeres que también han quedado "contentas" con este producto. Qué "raro".

Costó 7 euros en una perfumería. 

NOTA: 0 / 10

EDITO para mencionar que me puse este producto el sábado, me lavé el pelo el domingo y hoy miércoles, y tras estos dos lavados sigo teniendo un poquito de rosa en la raíz del pelo, en el cuero cabelludo. Casi no se ve a simple vista y espero que se vaya en breve... pero manda narices que en el pelo este spray se va con mirarlo ¡mientras que hay que ver lo que aguanta donde no tiene que aguantar!. Por esta razón, le bajo nota.

Edito en mayo 2017: LEER ESTO. Vuelvo a bajarle nota, y se queda en 0 absoluto (y ahora sí que irá a la basura).

viernes, 17 de febrero de 2017

Mi funda personalizada del móvil (Naked 3 de Urban Decay)


Recientemente estrené móvil y había que comprarle una carcasa protectora. Mis favoritas son las de libro, por estética y porque cubren completamente el teléfono. Me da pavor llevarlo descubierto y las carcasas abiertas de silicona o plástico no me inspiran confianza. Para protegerlo de caídas, rayas en la pantalla, etc, para mí no hay nada como las fundas de libro.

La funda libro de mi anterior móvil la compré en Ebay, y tenía un diseño predefinido. En cambio, fui a mirar fundas para el móvil nuevo y cual fue mi sorpresa al ver que hay vendedores que ofrecen fundas personalizadas. Es tan sencillo como contactar con el vendedor y enviarle las imágenes que quieres, y él las cuadrará según tu modelo de teléfono. Puede ser una sola que abarque toda la funda, o como hice yo: dos imágenes -una para la parte delantera y otra para la trasera-. Antes de mandar la funda te enviará fotos para que veas cómo queda, por si quieres modificar algo.

El mío fue de Aliexpress. Si escribimos "fundas / carcasas móvil personalizadas" nos saldrán montones de vendedores que lo hacen. Tardó en llegar unas semanas y costó 10 euros envío incluido. Estas personalizaciones también las hacen en fundas abiertas y son más baratas. Las de libro son algo más caras porque claro, abarcan más imagen.

Al principio quería que fuera alguna imagen de superheroinas, cómics, videojuegos... Pasé horas seleccionando dibujos: que si Wonder Woman, que si Elektra, que si The Witcher, que si Tomb Raider... y como no me decidía entre tantas imágenes chulas, al final me cansé y desistí, y me dije: "vale, pues fuera frikadas y vamos a otra pasión: el maquillaje"Y me vino a la cabeza mi paleta favorita de sombras de ojos y pensé: ¿por qué no?. En la parte delantera, la paleta por fuera. Por detrás, la paleta abierta con las sombras a la vista. Como si fuera el estuche. Así que busqué las dos fotos, las cuadré con un programa para que quedaran unidas, y se las mandé al vendedor.

El resultado es ESPECTACULAR. Quedó una funda PRECIOSA, por no hablar de la originalidad (no he visto ninguna funda de móvil con un diseño así). Y la calidad es genial. Robusta, posee un tacto como de tela muuuuuuy suave que me encanta, y protege el teléfono perfectamente, pues va bien insertado en una funda interna de silicona y no agarrado en plástico malo que se va rompiendo, como sucede con otras fundas de libro.

Tanto por diseño como por calidad, estoy CONTENTÍSIMA. Se me cae la baba cada vez que la miro. ¡Y como me gusta "poco" la Naked 3 de Urban Decay, pues qué mejor homenaje que éste!.

NOTA 10 / 10

Las dos imágenes que envié al vendedor, con indicación de cual quería delante / detrás:


Y así quedó:

miércoles, 15 de febrero de 2017

Bálsamo labial de leche y miel - Cien


He reseñado algunos cosméticos de Cien -venta en supermercados LIDL-, los cuales se fabrican en laboratorios alemanes de reconocido prestigio. Me gusta esta marca (enamoradísima de su leche limpiadora, comentada aquí). No me fiaba al principio, pero una vez me animé a probar cosas, resulta que en materia de cuidado facial y corporal me parece una marca plenamente a la altura e incluso superior a otras más populares y caras. 

Otra compra ha sido el bálsamo labial de leche y miel. Si bien no me ha entusiasmado, a diferencia de otros productos Cien.

Contiene manteca de Karité, aceite de jojoba, glicerina, leche y miel. Protege e hidrata los labios y ofrece protección de larga duración. 

Es cremoso y agradable, y tiene un sutil y riquísimo olor a miel, aunque dicho olor lo va perdiendo enormemente con los usos. Recién estrenado huele que alimenta, pero tiempo después a mí ya no me olía casi nada por no decir nada.

A diferencia del anterior que tuve de Nivea, éste no da color a los labios y lo prefiero así (cuando quiera color me maquillaré).

Me gusta más que mis dos anteriores bálsamos (comentados en el blog) que pese a ser de marcas como Nivea y Liposan, me resultaron bastante mediocres. El de LIDL me resulta algo más nutritivo y sí siento que dicha hidratación permanece en los labios -aunque nada del otro jueves-, a diferencia de esos dos que eran como no echarse nada. Éste de LIDL es algo mejor pero reitero que no es para tirar cohetes. Podría nutrir y durar más. No noto nada espectacular: es un bálsamo muy normalito.

Contiene 4.8 gramos. Se vende en pack de tres al espectacular precio de 2.99 euros (un euro por unidad). Podemos utilizar uno y reservar los otros para cuando terminemos el primero, o como hice yo: quedarme uno y regalar los otros dos.

Tienen otra variedad de bálsamo: clásico, con un envase azul marino muy similar al Liposan. No lo he probado ni creo que lo haga, de hecho dudo enormemente que vuelva a comprar bálsamos labiales de esta marca.

NOTA: 4.5 / 10

miércoles, 8 de febrero de 2017

Barras de labios Color Riche - L´Oreal Paris


Todas o casi todas las firmas drugstore de maquillaje hacen barras de labios buenísimas; como las de Rimmel London, Bourjois, Max Factor, Maybelline... pero si tuviera que elegir solo una serían las Color Riche de L´Oreal. 

Me parecen fantásticas. He tenido barras de Dior, MAC, Estée Lauder, etc; y las Color Riche no tienen absolutamente nada que envidiarles.

Lo tienen TODO: inmensamente cremosas e hidratantes gracias a su formulación con rosa mosqueta y jojoba, ligeras y comodísimas de llevar, cobertura total ofreciendo color ultra-intenso de una sola pasada, textura perfecta, muy buena duración, multitud de acabados mates, satinados o brillantes y una casi infinita variedad de colores: ya van por los 350 tonos ¡ahí es nada!. Múltiples tonalidades en rojos, rosas, corales, morados, violetas, nudes, beiges, chocolates....  Es imposible no encontrar tu color.

Su característico envase en oro metalizado es precioso y elegantísimo.

De las Color Riche he tenido algunos tonos a lo largo de los años, y destacaría muy especialmente el 290 "Plum Passion": un espectacular y bellísimo ciruela / morado, perfecto para la noche y looks sofisticados.

Aparte de la línea clásica del envase dorado, con el tiempo han ido lanzando nuevas colecciones, como la famosa Color Riche Star Secrets con sus envases negros y tonos inspirados en celebridades del cine y la música.

Lo "malo" que les veo: su precio oficial. Que un labial de L´Oreal cueste 12-15 euros me parece un timo por muy bueno que sea, teniendo en cuenta que por pocos euros más te lo compras de MAC y firmas similares. Amén de que por 5 euros tienes las no menos excelentes barras de Rimmel London (reseña aquí), o por 7-9 las de Maybelline, Max Factor, Bourjois, etc.

Pero pagar 15 euros por una barra de L´Oreal... yo lo siento, pero agarro 5 euros más y me la pillo de MAC, Urban Decay y marcas así.

Nunca las he adquirido a ese precio, me niego... pero en sitios como Ebay hay vendedores nacionales y sobre todo extranjeros que venden labiales Color Riche a menor precio: la Plum Passion la compré por unos 5 euros -gastos de envío incluidos- a un vendedor europeo o estadounidense, no recuerdo. A ese importe sí las compro sin pensármelo, pero su precio oficial lo va a pagar Rita. Es cuestión de saber buscar.

En lo demás: unos labiales EXCEPCIONALESNo en vano es la barra de labios más vendida del mundo, y en verano del 2015 cumplió ni más ni menos que 30 años, que L´Oreal celebró lanzando un montón de tonos nuevos.

NOTA: 10 / 10

viernes, 3 de febrero de 2017

Maquillaje para cabello negro (IV)


Prosigo con tonos de maquillaje idóneos para este color de pelo, aunque en verdad es una perogrullada, dado que con cabello negro ébano o negro azulado combina a la perfección cualquier tono de maquillaje.

He reseñado rosas, rojos, marrones, nudes, grises, negros y azules. Y ahora le toca al verde.

Personalmente no es un tono que me entusiasme para maquillarme -ni en ropa-, pero no porque me quede mal (todo lo contrario siendo morena), sino porque prefiero otros colores. Antes que maquillarme los ojos en verde prefiero hacerlo con azules, rosados, neutros, grises, bronces... cualquiera. 

Es manía idiota, porque mira que es bonito el verde, y a las morenas de piel dorada nos queda ideal. Por eso, a partir de ahora quiero ir haciéndome más maquillajes en este color, a ver si saco al pobre del ostracismo al que le tengo condenado. Porque reitero que objetivamente me queda fantástico, pero nunca o casi nunca me maquillo con él. Además, el pelo negrísimo es un marco genial para un maquillaje de ojos en este color.


Tal y como mencioné en la entrada de los maquillajes en azul: 1) No abusar 2) hay verdes y VERDES: excluyendo disfraces de Carnaval, HUIR de esos verdes fosforitos y pachangueros y elegir siempre verdes finos y elegantes. Aunque nos hagamos un sombreado verde muy intenso, dicha intensidad SÍ va reñida con poder parecer una drag-queen. El verde para sombras de ojos, al igual que el azul, es un color peligroso en el sentido de que o lo dominas y sabes maquillarte con clase, o te arriesgas a mutar a payaso. Pero si lo haces del primer modo, se consiguen maquillajes increíbles.

Como las fotos de arriba sí, pero yo jamás me maquillaría los ojos como en éstas:

 

Para maquillajes en verde recomiendo la bellísima sombra Color Infallible de L´Oreal en el tono "Permanent Kaki": un verde oliva fabuloso y super elegante.

También me gustan mucho las dos sombras verdes de la paleta Arabian Nights de Sleek.


Al ser el verde un tono cálido, me gusta combinarlo con coloretes y labiales tostados / melocotón, no rosas. Y siempre suaves, para así concentrar la atención en el maquillaje de ojos.

jueves, 2 de febrero de 2017

Crema de manos Clementina y Especias- Yves Rocher


Esta crema pertenece a una edición limitada que Yves Rocher sacó la pasada Navidad. Promete dejar las manos suaves, hidratadas y perfumadas con un delicioso aroma navideño y está enriquecida con manteca de Karité Bio y aceite de almendra dulce. Su textura fina con un delicioso aroma chispeante a clementina y especias se absorbe rápidamente y deja las manos suaves y nutridas.

Me la dieron de regalo en noviembre, cuando fui a comprar mi adorada colonia de vainilla de esta marca (comentada aquí). Además de la crema me regalaron este esmalte de uñas -color feísimo, me deshice de él-. La crema tampoco me ha vuelto loca aunque ni de lejos me ha decepcionado como aquel esmalte: la he usado hasta terminarla, mientras que el esmalte lo deseché nada más probarlo. 

Me parece una crema de manos del montón; no le noto especial nutrición y no es una fragancia que me emocione. Es intensa, muy cálida y huele como a postre de canela... pero no es de los productos Yves Rocher con mejor olor que he tenido. Y respecto a la nutrición, es la típica crema que recién aplicada OK, pero a los 10 minutos es como si no te hubieras echado nada. 

El bonito tubo en su tamaño comercial trae 75 ml, mientras que el que me dieron de regalo tenía 30 ml. El precio de la versión comercial es de 3.50 euros, aunque podía conseguirse por unos 2 euros gracias a las eternas promociones en Yves Rocher.

Ignoro si seguirá a la venta, al tratarse de un producto de edición limitada de Navidad.

NO la compraría. La apruebo porque me supuso crema de manos gratis durante tres meses (la terminé la semana pasada), porque recién aplicada deja las manos decentes, y porque objetivamente huele bien y dicho aroma perdura en las manos. Aunque como digo, no es de los mejores aromas que he encontrado en Yves Rocher.

NOTA: 5 / 10