lunes, 23 de septiembre de 2019

Baby Lips Balm & Blush ("Shimmering Bronze") - Maybelline New York


Desde que los descubrí hace unos años, soy muy fan de los Baby Lips Balm & Blush de Maybelline. Me resultan super prácticos para el día a día gracias a sus colores tan naturales y favorecedores, unido a su versatilidad 2 en 1 (labial + colorete). Por su formato hasta los llevo en el bolsillo del vaquero: para la universidad son un básico, al igual que para maquillajes ligeros y rápidos de última hora donde voy con prisas. Para colmo son baratísimos, y usándolos sin parar me duran entre uno y dos años.

La primera vez tuve tres colores y fijaos si me gustaron, que los he vuelto a comprar: Booming Ruby (rojo), Flirty Pink (rosa) e Innocent Peach (melocotón). La guinda es que si su precio oficial en perfumerías ya es chollazo -3.95 euros-, esta segunda vez me costaron 1.50. Cómo no, en Dealz.

Aparte de esos tres, que los adoro, aproveché que también habían traído el único tono que me faltaba por usar: Shimmering Bronze. Es un marroncito / bronce / chocolate, ideal para morenas como yo.

Pensé que le sacaría partido, siendo de piel dorada y estando en verano.... pero terminó en la basura. Motivo: mira que estos Baby Lips se caracterizan por sus colores suaves y discretos, pero es que Shimmering Bronze se pasaba dos pueblos... quedaba prácticamente transparente y no se veía nada, tanto en mejillas como en labios. Y eso que soy morena pero clara, un poco más bronceada ahora por la época pero no morenísima ni mucho menos, y aun así era como no echarse nada.

Dando mil pasadas conseguía que se notara levemente, pero vamos... 

No en vano, el tono "Innocent Peach" que en teoría es más claro / suave, se me ve infinitamente más. Ese sí que queda precioso y discreto pero al mismo tiempo bien visible, como el rosa y el rojo.

Una pena, entre lo mucho que me gusta este producto y que en el envase se veía muy bonito ese marrón. Pero lo dicho: más invisible que Sue Storm.

NOTA: 4 / 10

¡Sorpresa! parece que en el extranjero venden un tono más: "Juicy Rose". Nunca lo he visto en España.


Ataque nostálgico: el bronceador en mousse Dream Mousse Bronzer de Maybelline, que ya hace mil años que no se vende. Lo usé muchísimo en mis tiempos mozos y este producto sí que dejaba un halo bronce espectacular si eras morena, quedaba de cine. Y al igual que los Baby Lips, comodidad absoluta al aplicarlo con los dedos.

viernes, 20 de septiembre de 2019

Productos actuales para el cuidado de mi pelo (septiembre 2019)


Desde el cortazo que me pegué en peluquería a finales de julio, tengo el pelo como nunca. Entre eso y que está creciendo rapidísimo, estoy loca de contenta. En unos 8 meses volveré a tenerlo larguito y hasta entonces, a cuidarlo. Primordial: no cambiar mi color negro (traducción = decolorar). Es lo que destruye mi cabello, y cuando sucede, toca cortar por narices. Pero si no me toco el color, para el verano que viene fijo que tendré pelazo.

Tras haber usado este verano el champú Aceite Extraordinario de Elvive, la mascarilla Fructis Hair Food de macadamia, la crema Stop Tijeras de Elvive y un bote del Moroccanoil, esto es lo que utilizo actualmente:
  • Champú de leche de almendras y lino Le Petit Marseillais. Comentado en el blog. Champú muy muy suave, idóneo para pelo normal sin sequedad ni problemas de ningún tipo. Amo su olor y cremosidad. Y no sé si influyó, pero la primera vez que lo tuve, el pelo me creció una barbaridad en solo dos meses y medio (supuestamente el lino promueve el crecimiento capilar). Es más caro, pero lo compro en Dealz por 1.50 euros. 
  • Acondicionador Intensive Repair de Dove. Marca conocida esencialmente por sus cremas corporales, cuando yo era adolescente lanzaron productos para el pelo -en España los terminaron retirando y qué pena, pues eran fabulosos-. Ahora los encuentro de importación en Dealz, champús y acondicionadores. Buenísimo, tal y como los recordaba. 1.50 €.
  • Varios sobres de acondicionador procedentes de cajas de tintes: Olia, Nelly, Revlon, Colorcrem... Normalmente los utilizo tras teñirme, pero viene bien conservar alguno para viajes (sobre todo para avión). En su lugar aplico mascarilla normal, y guardo algún sobre para lo dicho.
  • Champú y mascarilla Fructis Adiós Daños. Hace tiempo tuve el champú y el sérum, pero la mascarilla no la había usado hasta ahora. La compré en Druni, en un pack con el champú, por solo 4 euros los dos productos.
  • Crema Stop Tijeras de Elvive. El champú y la mascarilla me parecen Dios, y la crema no se queda atrás. Le queda poca cantidad. 3 / 4 euros en perfumerías y supermercados.
  • Aceite capilar Repara y Protege de Pantene. Sin ser el Moroccanoil o el Orofluido, me está gustando. Cuesta unos 5-6 euros, pero lo compré en Dealz por 1.50.
  • Aceite capilar Moroccanoil. Qué decir de este mítico producto -ya lo comentaré con detalle-. Muy caro, pero vale cada céntimo. Lo conseguí gracias a que lo regalaron hace meses con una revista. Me hice con dos, y el primer envase ya lo terminé.
  • Aceite de coco virgen ecológico GutbioComentado en el blog. Mi aceite de coco favorito, seguido por el de Mercadona. Para el cabello es una maravilla (y para la piel). Lo compro en Aldi por 5 euros; lo malo es que no es producto fijo y lo traen puntualmente.
  • Gel Fijación Imparable de Giorgi LineComentado en el blog. Por suerte lo utilizo de uvas a peras, para fiestas, cuando me hago recogidos elegantes de esos pegados al cráneo. Fijaos si lo uso poco, que lo tengo 4 o 5 años y aún le queda. Productos fijadores, como los aparatos de calor = cuanto menos se utilicen mejor para el cabello, y si es nunca, todavía mejor. Cerca de 3 euros.
  • Spray retoca-raíces Root Retoucher de Schwarzkopf. Uso el negro. Plenamente eficaz, entre este y el Magic Retouch de L´Oreal no sabría con cuál quedarme. 5 / 5.50 euros en perfumerías y supermercados.
  • Quitamanchas de tinte AzaleaComentado en el blog. Posiblemente mi descubrimiento del año. Ya es un BÁSICO para mí (adoro mi pelo negro intenso; lo malo es que el tinte de este color mancha como un marrano ¡¡pero eso se acabó gracias a este producto!!). 2.50 euros en Mercadona.
  • Levadura de cerveza + germen de trigo, en Dealz. Para promover el crecimiento, fortaleza y buena salud del cabello, además de para piel y uñas. Antes les compraba un bote de 4 euros donde venían 200 pastillas, pero lo han renovado y ahora es una versión con 125 comprimidos a 3 €. La marca es Health 4U. Anteriormente compraba la levadura de cerveza de LIDL, marca Optisana.
El martes me teñí con el negro de Colorcrem: excelente (comentado en el blog). Llevo dos seguidos: en Carrefour compro un pack donde vienen dos cajas por solo 4 euros, teniendo tinte para dos meses y cada uno por 2 €!!!. Pero aunque queden prácticamente idénticos, el próximo mes ya volveré al negro azulado, que llevo cuatro negros-negros seguidos y echo de menos el otro.

miércoles, 18 de septiembre de 2019

Eau de Toilette I Love Fresa - Naturmais


Adoro las colonias golosas, frutales y dulzonas, y lo mejor es que son baratísimas. Igual que pago bien a gusto 65 euros por una paleta de sombras de ojos, en perfumes voy a lo barato. He tenido caros y hay algunos que me encantan, pero de normal, a mí dame colonias hiper-económicas. Que no apesten a alcohol, claro.

Es posible encontrarlas así, como las frutales de Yves Rocher, las Monogotas de Mercadona o las golosas de la marca Prady -en chinos y algunas perfumerías-. Por supuesto, depende de cada una: he olido colonias de "vainilla" que eran el horror, mientras que luego tienes las fragancias de chicle, fresas con nata y algodón de azúcar de Prady, que por 1.75 / 2.50 euros huelen que me desmayo de amor.

Terminé dos frascos de la colonia de chicle de Prady, y ahora he acabado la de fresa de la marca Naturmais, también de venta en los chinos.

Huele muy muy bien, fresa 100% y sumamente dulce... aunque sigo prefiriendo la de chicle. Pero no le pongo ninguna pega. Obviamente no esperemos duración de perfume de 70 euros, pero tampoco está mal. Y lo más importante: no es la típica colonia barata que apesta a alcohol que te tira de espaldas. Es lo bueno de estas fragancias golosas y frutales: ese factor suele estar muy conseguido. 

Recomendable pasarse por chinos cada cierto tiempo, por si tuvieran colonias de este tipo. Yo tengo localizada la de chicle de Prady, y ojalá volviera a ver las de nube de algodón y fresas con nata. Lo bueno es que van trayendo diversas marcas: Prady, Naturmais.... Eso sí: cuidado con los precios, que últimamente los bazares chinos se han subido a la parra. Yo no pagaría más de 2 / 2.50 euros por una de estas colonias (en una perfumería en Granada compré la de chicle por 1.75). Más de eso, me voy a las Monogotas de vainilla y coco, o a la de vainilla de Yves Rocher.

NOTA: 9 / 10
Una versión de Prady

lunes, 16 de septiembre de 2019

Colorete Aqua Blush ("Pink Twice") - Bourjois

Soy adicta a los coloretes en crema o líquidos, pues me parece ultra-cómodo poder prescindir de brocha y aplicarlos con los dedos. Especialmente en momentos donde vas con prisa o para retoques fuera de casa, estos rubores son la comodidad encarnada. Buenísimos y baratísimos, en crema recomiendo los Royal Blush de Rimmel London (comentados en el blog). También muy bueno el Miracle Touch de Max Factor, y muy prácticos los 2 en 1 Baby Lips Balm & Blush de Maybelline. Líquidos, enamorada del Benetint de Benefit (ya reseñado) y del tinte Dracarys de la colección Juego de Tronos de Urban Decay (próximamente).

Aqua Blush de Bourjois son unos coloretes líquidos en formato de frasco con dosificador. Prometen un acabado fresco y ligero gracias a su delicada fórmula en gel, y duración de hasta 16 horas. 

Ciertamente la textura es refrescante y ligerísima: cuando sale del envase es una crema que al tomarla entre los dedos se vuelve más fluida y líquida. Se trabaja y extiende con suma facilidad, consigue un acabado semi-transparente y queda genial, da muy buena cara y resulta muy favorecedor para diario y maquillajes donde queramos un efecto natural y discreto. Es modulable, por lo que podemos intensificar el tono si aplicamos más cantidad.

El envase es una gozada, desde el bonito diseño al práctico dosificador. Pero aunque no sean tan higiénicos, mis coloretes en crema favoritos siempre serán los que vienen en tarro. Quisiera probar los Lo-Fi de Urban Decay, que menuda pintaza tienen. Y creo recordar que Bobbi Brown tiene unos muy famosos. Y hace años era adicta a unas latitas que KIKO lanzaba en varias colecciones: "Glow Touch". Llevan tiempo sin sacarlas y cómo las echo de menos. 

"Pink Twice" (foto inferior, el de en medio) es el típico rosa muy suave, dulce, natural e inmensamente favorecedor. Me vuelven loca los coloretes, sombras y labiales rosas.

Lo que no me gustó: la textura se solidificó un poco y se formaban pelotillas al sacar producto del envase. Pero es muy posible que no fuera culpa suya; lo achaco a que pasara mucho tiempo a la venta desde su fabricación y se terminó resecando.

Aparte, no le vi nada destacable. Un colorete más, del montón. Tengo otros que me gustan infinitamente más.

Descatalogado, lo compré de importación en Dealz por 1.50 euros. Su precio oficial cuando estaba en perfumerías rondaba los 12. 

NOTA: 5 / 10

viernes, 13 de septiembre de 2019

Sombra de ojos Ombre Satin ("Baby Blue Eyes") - Clarins


¡Mi primer producto de maquillaje Clarins! y menudo estreno. Luego probé la base Everlasting Foundation, y qué pasada también.

Tras finalizar mi paleta de sombras azules Quad Pro de Milla Jovovich (L´Oreal), que mira que la he tenido aaaaaaños y usándola sin parar, como sustitución me puse a buscar una sombra azul noche, primordialmente para maquillajes de fiesta, cenas... Si hubiera seguido a la venta habría comprado la mítica y bellísima Deep Truth de MAC, sombra azul oscuro por excelencia. Por desgracia, está descatalogada.

Fui a Druni y revisé en todas las marcas baratas y caras, y nada: no encontraba el azul que quería. Luego entré en Douglas, y en el stand de Clarins tuve el flechazo.

Ombre Satin son las típicas sombras cremosas en tarrito que pueden aplicarse con los dedos o pincel. Prometen larga duración, facilidad de aplicación y efecto alisante. 

Es el color Baby Blue Eyes: azul oscuro / índigo, ESPECTACULAR. Intenso y vibrante a la par que elegantísimo y sofisticado, no es un azul pachanguero ni "Plastidecor". Queda increíble en ahumados nocturnos, potentes, bien difuminado y a juego con sombra negra como en la foto de arriba. Aunque nada exime de su uso en otros momentos. Es una sombra divina, vale cada euro que pagué. Y la calidad: brutal. El acabado ligeramente satinado es muy hermoso, cobertura plena, textura suavísima, se trabaja fenomenal y dura como recién puesta hasta que desmaquillo.

Me encanta. Mira que la paleta Juego de Tronos de Urban Decay tiene algún azul chulísimo, pero la de Clarins ya es que me hace llorar de amor. Y como no es un color que vaya a utilizar con enorme frecuencia, a saber todo el tiempo que me va a durar. Aunque si bien las sombras de ojos en polvo son interminables, también es verdad que las de crema se gastan antes.

Contiene 5 ml y costó 19.95 euros en Douglas. 

En otros comercios la venden más barata: sobre 16, y 14 en alguna web. Y ahora termino de ver que en Druni cuesta 13. Mira que siempre comparo y comparo antes de comprar, pero esta sombra me la llevé nada más verla y sin previo aviso, y no pude mirarla en diferentes sitios. Claro que también la he visto a 25, y en la web de Clarins marca 27.50.

NOTA: 10 / 10

Si queréis una sombra de color similar pero más económica, echad un vistazo a la sombra en lápiz jumbo "Larga Duración" de Deliplus, en el tono 16 azul noche. 

miércoles, 11 de septiembre de 2019

Quitamanchas de tinte - Azalea

Teñirse de negro tiene para mí una desventaja: MANCHA. Es un color precioso, si te cuidas el pelo luce una barbaridad y brilla como ningún otro color, a diferencia de tonos claros no daña el cabello, si de natural ya es oscuro no exige mantenimiento ni cuidados complicados, a la que le queda bien eso es una maravilla........ pero mancha como un marrano. Y no olvidemos las manchas en lavabo o bañera = a deslomarme limpiando. Y MIL OJOS cuando tengamos el pelo recién lavado y húmedo, porque puede manchar sofás, almohadas, ropa blanca....

Siempre que pensaba / pienso en abandonar el negro, es por estos motivos.

A manchar muebles y telas, suma que cuando me teñía, luego mi piel era un show. Daba igual que hiciera el truco de la vaselina, que me pusiera guantes y capa o toalla... si no me manchaba el rostro (raro) eran brazos, manos, hombros, pecho, abdomen. Y ya podías frotar, que las manchitas de tinte negro o negro azulado ahí se quedan. Como mucho conseguía atenuarlas, y casi siempre me tocaba pasar un par de días con frente, orejas y manos manchadas, hasta que esos restos se iban cayendo por sí solos. Si estaba en casa daba igual, pero si tenía que salir, anda que para disimular no me he puesto kilos de corrector y base sobre las manchas de la cara, o taparlas con el pelo. Y las manos escondidas y mostrarlas lo menos posible.

Depende de cada ocasión, de la maña / prisas, de la calidad de los guantes e incluso del propio tinte: los hay que se quitan de la piel -y lavabo- con más facilidad que otros (y el negro azulado mancha mucho más que el negro-negro). Por eso, unos meses mancho más y otros nada o casi nada. Pero cuando ocurre, ufffff. 

ESTO SE ACABÓ gracias al quitamanchas de tinte de Azalea. Impregnas un algodón y las remueve con suma eficacia y rapidez, especialmente las de la cara. Frente, nariz, mejillas, orejas, cuello.... quita las manchas al completo. No me lo podía creer, ¡qué alegría!. En el cuerpo ídem. A veces le cuesta un poco en manos, dedos y uñas: aquí hay que frotar más rato, y alguna vez no me ha conseguido eliminar del todo alguna manchita. Pero al menos las atenúa bastante y ya no tengo que ir con las manos que daba vergüenza. Y ya digo que generalmente, en las manos también las borra del todo. Cuanto menos tardemos en aplicarlo, con más facilidad saldrán las manchas.

Si funciona tan bien con los tintes negro negrísimo ¡imaginad con tonos más claros!. Aunque cuando yo los usaba, no manchaba nada. Cómo echo de menos eso... En cambio con el negro, madre mía.....

Como solo lo utilizo una vez al mes cunde bastante, dando para varios meses. Contiene 100 ml y costó 2.50 euros en Mercadona. No sé si se venderá en otros sitios.

Mientras me siga tiñendo de negro se ha convertido en un BÁSICO. De hecho, este mes terminé la botellita y para cuando me tiña en octubre compraré otra sin falta. 

Uno de mis mayores descubrimientos - o el  mayor- en cosmética en lo que llevamos de año.

NOTA: 10 / 10

lunes, 9 de septiembre de 2019

Polvo Maderas de Oriente ("Tostado") - Myrurgia

Aquí comenté este fantástico producto, el cual es mi polvo facial predilecto de todos los tiempos. Mira que los hay buenísimos (ahora tengo el Fit Me de Maybelline y poco o nada tiene que envidiarle), pero para mí no hay otro igual.

Junto con el Fit Me, ahora vuelvo a tener un Maderas. Lo regalan este mes con la revista Glamour -versión pequeña- al precio de 1.95 euros. Está genial, y eso que de por sí no es nada caro (4 o 5 euros), pero con lo que me gusta, por ese precio no me pude resistir.

Cogí un tono que no había usado antes: "Tostado". Creo que también tenían el "Arabesco", ya demasiado oscuro para mí. Hay una foto (debajo) que muestra todos los colores y vi que el Tostado también me iría bien. Una de las ventajas del Maderas es que sus tonos son tan naturales y bien hechos que es posible que más de uno se adapte perfectamente a tu piel. Me pasa con el Ayer, el Morisco, y ahora también el Tostado. Y por supuesto, el Traslúcido que no tiene color.

Soy morena clara y Tostado me queda más oscuro que Ayer y Morisco pero nada exagerado, y ahora que por verano estoy más bronceada, perfecto. Sigo prefiriendo los otros tonos, aunque ya digo: me daría igual usar uno u otro. 

Pues eso: muy contenta por volver a tener este fabuloso cosmético y por solo 2 euros. Como decía, lo iré alternando con el Fit Me de Maybelline.

Para detalles del producto, consultar mi primera reseña.

NOTA: 10 / 10

viernes, 6 de septiembre de 2019

Barra de labios Prisma Chrome - Catrice


Si vais a perfumerías como Druni, Marvimundo, Primor etc, conoceréis esas bandejas o estantes donde ponen productos de maquillaje en liquidación de diversas marcas -normalmente low-cost y de ediciones limitadas-. Son productos ya descatalogados y los abaratan aún más. Hay mucha morralla pero es posible encontrar cosas que merecen la pena. Yo he comprado algunas, especialmente labiales y esmaltes de uñas.

La última fue esta barra de labios de Catrice. Marca que apenas he usado, a diferencia de su hermana pequeña Essence. Nunca me llamó la atención, y hace años tuve una máscara de pestañas y un lápiz de ojos que me salieron malísimos. Eso sí: soy incondicional de su fabuloso corrector en tarrito Camouflage Cream (no creo que tengan un producto mejor). Se lo descubrí a mi madre y a otra chica y desde entonces también le son fieles.

Vamos al labial: es de la colección limitada Prisma Chrome, inspirada en lo galáctico y futurista. Ofrece acabados holográficos y metálicos con mucho brillo, cremosidad y cobertura perfecta de una sola pasada.

Siendo una marca low-cost, sorprende el envase: es preciosísimo con ese plateado, el diseño general y el brillo holográfico multicolor de las líneas, y los materiales son de calidad. Externamente poco o nada tiene que envidiar a labiales de alta gama. 


Mi tono es el 040 Blue & Berry´s. Pese al nombre, su base es violeta. Tiene reflejos y brillitos azulados que en combinación con el intenso violeta hacen de él un tono increíble e idóneo para la noche. Recuerda poderosamente a esta barra de Sephora, diferenciándose en que la de Catrice es violeta-violeta, no se ve tan azulada. La otra es azul con matiz violeta, y esta, al revés. Mira que la de Sephora me gustaba, pero prefiero mil veces este color. Es más ponible y sentaba todavía mejor.

Envase divino y color espectacular... pero lamentablemente, la barra es mediocre (como la de Sephora). No dura NADA puesta y no cubre bien: pintas y en unas zonas queda mas color que en otras, lo arrastra, no queda uniforme. "Cobertura perfecta" = JA.

Me dio infinita pena, pues el color me encantaba. Pero semejante "calidad", pufffffffff. Fue a la basura. Menuda suerte he tenido con estos violetas / azules: con ambas barras, lo mismo. Recientemente también me hice con dos violetas de Huda Beauty y Dior, y fueron 20 y 27 euros, pero es que menuda diferencia.

Tras esta experiencia va a ser raro que vuelva a repetir con labiales de Catrice. Más que nada, porque si no queremos gastar 20 o 30 euros en una barra de labios, las hay excelentes por 5 euros (como las Lasting Finish de Rimmel London o las Color Sensational de Maybelline). Y en Dealz compro labiales de Bourjois, L´Oreal, Rimmel, Maybelline o Max Factor por 1.50 euros. O un gloss de Revlon y un labial de Astor que adquirí en Primor por 1 euro. Es saber buscar buenas ofertas y chollos. Teniendo tantas opciones me parece un sinsentido pagar más dinero por productos de gama baja como esta barra de Catrice -y para que salgan así de malas-.

Su precio cuando estaba en catálogo era de 5.69 euros (TIMO). Me costó 1.29 en liquidación.

NOTA: 4.5 / 10

miércoles, 4 de septiembre de 2019

Esmalte Fashion Studio Splash ("Singapour Sling") - Astor


He comentado algunos esmaltes Fashion Studio de Astor. No son los que más utilizo, llevándose la palma L´Oreal, Rimmel London y Maybelline. Últimamente también Bourjois.

Siempre los había comprado de forma individual, pero hace meses trajeron a Dealz unos packs donde vienen tres colores diferentes. Foto abajo del mío. Había mucha variedad de tonos y me llevé el que incluye el "Garnet Gloves" -muy feo, no me gustó-, el "Berry Chrome" -espectacular, ya lo había tenido-. Y por último, el "Singapour Sling".

Es un rojo tremendamente vivo, fresco, luminoso y veraniego. Aunque no llegue a ser un tono frío tampoco es cálido: me gusta que sea rojo-rojo, no rojo anaranjado (color del que huyo tanto en esmaltes como en labiales). Es una pena que no sea más azulado, pero me gusta también. Para verano es perfecto debido a la vivacidad, exotismo y alegría de su tonalidad. No es oscuro.

Prefiero otro estilo de rojos: más fríos, elegantes y un poquito más oscuros. Así que tampoco es un color que me entusiasme. Me agrada, pero sin volverme nada loca.

De calidad, con los Fashion Studio nunca sé a qué atenerme: o me salen horribles o fabulosos como el "Berry Chrome". El rojo es MUY brillante (lo mejor de este esmalte), buena cobertura y se fija bastante bien. Al día siguiente de pintarlas solo tenía descascarillados unos trocitos diminutos en las puntitas de dos uñas, imperceptible. Claro que otros me resisten intactos como recién aplicados y sin necesidad de retocar dos, tres y hasta cuatro días.

El precio de estos esmaltes en perfumerías y supermercados es de 1.99 euros, y en Dealz compré el pack con tres unidades por 1.50.

NOTA: 6 / 10

lunes, 2 de septiembre de 2019

SÍ a cortarse el pelo en la peluquería


Hace nada comenté sobre el pedazo de corte que me hice el 26 de julio, y desde entonces lo tengo bien claro: no vuelvo a cortarme el pelo yo. 

Por economizar y/o porque no nos gusta cómo nos dejan en la peluquería, en los últimos tiempos se ha puesto muy de moda que nosotras lo hagamos: hay infinitos tutoriales en Internet que enseñan a realizar cualquier corte. Yo era una de ellas y siempre retocaba mis puntitas en casa (y eso es muy poco cabello, pero es que hace años incluso me hacía yo sola el bob por la barbilla).

Por supuesto, me lo han cortado profesionales. Pero llevaba tiempo donde iba a salones de puro milagro, y nunca para cortar. La anterior fue hace dos años para una "decoloración" que me lo dejó castaño oscurísimo / negro deslavado con reflejos marronuzcos. Para "aclarar" eso, mejor no hagan nada. Al día siguiente volví al negro intenso.

Mi cabello es muy liso con puntas onduladas, y tras años de práctica me las dejaba muy bien -y si no quedaba 100% perfecto no se notaba debido a la onda-. Pero debo decir que ahora que vuelvo a llevar el pelo cortado de peluquería, SE NOTA. En la forma, en el cuerpo y volumen, en la perfección de las puntas, la textura del corte, todo. La peluquera lo hizo de maravilla. 

He tenido alguna experiencia que ejem ejem, pero siempre ha sido con decoloraciones. Por el contrario; siempre que me han cortado el pelo en peluquerías he salido satisfecha.

Como ahora lo tengo totalmente saneado y perfecto y mi obsesión es volver a tenerlo largo, no voy a volver a cortar en milenios. Pero cuando toque, iré a profesional. Animo a todas a hacer lo mismo y a encontrar buenas peluquerías y asequibles, que las hay. A mí me cobraron solo 11 euros por lavar + hacerme la melenita + secar, y no era franquicia sino peluquería de las de toda la vida. No había ido antes y como está en zona de playa mega-turística creí que me iban a cobrar mucho más.

Me compensa, entre otras cosas, porque yo tardo bastante en recortar y corregir las puntitas hasta dejarlas perfectamente alineadas: se me podía ir una mañana, y suma todo ese tiempo de pie y de espaldas al espejo, qué incómodo (más de una vez terminaba molida y mira que estoy en buena forma). Mientras que la peluquera no tardó nada y estuve en el local poco más de media hora, y bien cómoda en la silla.

Por cierto: contentísima porque en este mes y 5 días me está creciendo suuuper rápido, lo compruebo en el espejo o que ahora la coleta tiene muchísimo más pelo -antes era minicoletilla y ahora ya coge montón gordo-. Las claves: alimentación, masajes y nutrición. También estoy usando champú casero con cebolla y café, que yo consideraba bulos chorras pero ahora no sé qué pensar....

El tinte negro seguiré dándomelo yo (si fuera rubio o con mechas sí iría a profesionales, pero teñir de negro es lo más fácil que hay). Y lo dicho: a partir de ahora, cuando tenga que retocar las puntas => al salón.

Espectacular Kendall Jenner

miércoles, 28 de agosto de 2019

Shimmering Skin Perfector Pressed Highlighter - Becca

Siempre he utilizado iluminadores líquidos o en crema (ahora mismo tengo dos de NARS). Mi experiencia con iluminadores en polvo era casi nula, limitándose al que viene en la paleta Master Blush de Maybelline -normalito-, y uno que tuve de KIKO -horror, era purpurina pura-.

Mi estreno de verdad con iluminadores en polvo ha sido con Becca: prestigiosa firma especializada en productos para la tez y cuyos iluminadores tienen reputación de ser los mejores del mundo. Yo sigo embelesada con NARS, pero una vez los usas, la fama de los iluminadores de Becca es bien merecida.

He podido probarlos gracias a unas muestras que me enviaron de Sephora con mi último pedido. Son tres cartulinas con sobrecito, conteniendo cada uno muestra de un iluminador diferente de Becca. Está genial, porque voy a poder usar tres y en caso de que en un futuro quisiera comprar uno, así tendré claro cual me gusta más. Son tres iluminadores en el mismo color: "Opal", diferenciándose en las texturas: crema, polvo y líquido. 

Estoy a punto de terminar la muestra del polvo: me lo he puesto para mi fiesta de cumpleaños, una cena, y este viernes volveré a usarlo para fiesta. Calculo que le quedarán un par de usos más.

Recordando el fiasco de iluminador de KIKO y el de Maybelline que no pasaba de correcto, imagina la diferencia cuando he usado el de Becca...


Es el Shimmering Skin Perfector Pressed Highlighter, enriquecido con finísimas perlas luminiscentes. En teoría las otras dos versiones quedan más discretas y delicadas y el polvo es el más llamativo y brillante; se define como iluminador de alto impacto y ultra-reflectante. Es el más vendido de la firma.

Reitero que comprendo su fama. Queda ESPECTACULAR hasta decir basta, y para noche nos convierte en diosas absolutas -sin exagerar-. Deja un alucinante y preciosísimo brillo dorado cuyo velo luminoso parece que surge de la misma piel, el acabado es RADIANTE, supremo, impecable y profesional (se nota que es gama alta). Llamas la atención pero no porque parezca un iluminador "bombilla", sino por lo maravillosamente que sienta y lo que pule, sublima y perfecciona la tez. De hecho, puede usarse en otras ocasiones e incluso de día, pues este tipo de productos gozan de una calidad tan superior y exquisita que hace posible su plena modulación y siempre van a lucir bien. Si lo aplicamos con mesura logramos que quede más suave, y sea como sea, nunca se verá basto ni excesivo. La calidad se nota a lo bestia. Y por supuesto, es cero purpurinoso.

"Opal" es un tono bastante dorado, lo cual combina de maravilla con mi piel morena clara (ahora más bronceada por verano). Hace años tuve otro de NARS en el color "Maldives", también tostadito. Aunque prefiero los iluminadores en tonos perlados y rosados como mi Copacabana de NARS. Aun así, ya digo que sienta de fábula. 

Como cualquier iluminador, se aplica en pómulos, arco superciliar, puente de la nariz...

Conforme vaya utilizando las versiones en crema y líquido iré comentándolas, y al final decidiré cual de las tres me ha gustado más.

Me ha ENCANTADO la textura en polvo, y cuando termine mis iluminadores de NARS muy probablemente me pasaré a ese formato.

Curiosidad: mi diva Natalie Eva Marie (ex-luchadora de WWE) comenta en sus redes sociales que sus iluminadores predilectos son los de Becca, y la verdad es que la chica luce siempre unos maquillajes espectaculares.

El precio en Sephora ronda los 40 euros.

NOTA: 10 / 10

lunes, 26 de agosto de 2019

Leche solar factor 30 - Deliplus


Este verano estoy usando la leche solar Deliplus con factor 30Asegura protección alta e inmediata gracias a sus filtros UVA / UVB, prevención de las quemaduras solares y del envejecimiento prematuro de la piel, resistencia al agua e hidratación. Contiene 250 ml y creo recordar que no superó los 3 euros.

Me parece HORRIBLE por dos razones: se absorbe de pena y mancha que da gusto. 

La textura es malísima y tarda siglos hasta que se absorbe en la piel: prepárate para masajear largo y tendido. "Igualita" que otras cremas y sprays solares que se absorben enseguida. Cómo echo de menos el spray de Babaria que tuve hace dos años, y el verano pasado usé un spray de LIDL que no me llegó a entusiasmar... pero es que al lado de esta crema de Deliplus, era oro.

Y lo que mancha: madre míaaaaaa. Podría aplicarla antes de ponerme el bikini, vale, pero es que NUNCA me había manchado ninguna leche o spray solar. Me deja el bikini plagado de manchas blanquecinas. Si rozas la tela mientras las estás aplicando, otras lociones quedan transparentes o luego se van esos restos con el agua de la piscina o playa, pero mis bikinis quedan asquerosos por culpa de esta crema, y hasta que no los lavo bien lavados, esas manchas no se van. Reitero que es la primera vez que me pasa.

La "calidad" se extiende al propio envase: al nada de comprarlo, la tapa se rompió con mirarla. Puede verse en la foto.

Sobre su eficacia como protectora solar, visto lo visto en todo lo demás, a saber.... Que por cierto: me hace gracia que por delante ponga "resistente al agua" y luego detrás en las indicaciones "para mantener la protección repita con frecuencia la aplicación del producto, especialmente tras bañarse".

Próximamente comentaré un aceite corporal de Deliplus que ufffffff.... otra "joya".

NOTA: 0 / 10

viernes, 23 de agosto de 2019

Dream Matte Mousse de Maybelline: ¡¡el retorno!!


Aquí comenté la archifamosa Dream Matte Mousse. La compré innumerables veces desde que se lanzó en 2004: fue una de mis primeras bases y la que más utilizaba cuando empecé a salir de fiesta. Es mi base favorita de todos los tiempos y le guardo una nostalgia brutal. El otro día me sentí identificada leyendo a varias chicas estadounidenses contando que hace mil años fue su primer maquillaje de adolescentes y cuando empezaron el instituto.

Ya lleva 15 añazos en el mercado, y que un cosmético resista tanto tiempo a la venta no es nada habitual. Y es que ahora no lo sé, pero antes Dream Matte Mousse era la base más vendida del mundo. Su precio económico (y ahora es aún más barata), su fascinante textura y su espectacular resultado son motivos por los que siempre ha arrasado. En pos de imitarla muchas marcas fueron sacando bases en mousse, pero ninguna como la de Maybelline. Para detalles a fondo del producto, leer mi primera reseña.

Incomprensiblemente con lo que me gusta, llevaba varios años sin usarla. Compraba otras, y luego encadené dos o tres tubos de la también fabulosa Xperience de Max Factor. La semana pasada la terminé, y por puro ataque nostálgico decidí volver a mi adorada mousse.

Su publicidad actual: "Sensualidad mousse. Piel aterciopelada. Para pieles mixtas a grasas. La textura de Dream Mat Mousse es ligera y micro-aireada: permite una fácil aplicación y un acabado mate perfecto. ¡Déjate conquistar por la suavidad de la mousse!. Su fórmula patentada se transforma en esferas de polvo matificante que se funden con tu piel. Resultado: una piel perfecta, mate y deliciosa durante 16 horas. No comedogénico. Testado bajo control dermatológico. Sin perfume". También pone que ahora es base + primer matificante. Y protección solar SPF18.

Cogí el tono "Sand", que se adapta perfectamente a mi dorado claro.
Tenía algo de miedo: la fórmula podría haber cambiado y para peor, o quizá una base que te iba fenomenal hace 15 años ahora no lo hará.... pero no. De hecho, no sé si se debe a que llevaba siglos sin usarla y no me acordaba, pero creo que la han modificado y que ahora es incluso mejor. El resultado es INCREÍBLE (reitero: leer mi reseña) y parece que ahora la textura mousse es todavía más suave y más cremosa e "hidratante". La recordaba más "seca", más pegote; aunque ya digo que han pasado tantos años que puedo equivocarme. Se orienta a pieles mixtas y grasas, pero la mía es normal / muy poco mixta y va perfectamente.

Otro cambio que le noto: el defecto que siempre le vi a esta base es que duraba poco puesta. En mi caso, 4-5 horas y con suerte. Pero la versión actual me aguanta muuucho más. En el blister pone que ahora dura 16 horas. Tanto no sé, pero más que antes, seguro. Ahora con este calorazo me resiste genial, horas y horas... cuando la versión anterior no me habría durado ni la mitad.

Lo dicho: CONTENTÍSIMA de haber regresado a la Dream Matte Mousse (ahora Dream Mat Mousse), y para colmo la han mejorado y ahora me gusta todavía más. Ya creo que mientras la sigan vendiendo no la vuelvo a abandonar, porque mira que me chifla este producto

Cutis de puro Photoshop, ESPECTACULAR, por 7 euros: ¿quién da más?.

La compré hace una semana en Aldi y costó 6.95, que es el precio que cuesta actualmente en la mayoría de comercios. Cuidado con algunos, porque el mismo día la vi en una perfumería Douglas por 13.95!!!!!!!! Sin comentarios.

Menuda racha llevo con productos faciales Maybelline, qué bien me van: actualmente además de la base mousse utilizo el genial polvo matificante Fit Me, el polvo dúo de contorno Master Sculpt, y he vuelvo a comprar el no menos fantástico corrector Fit Me. Próximamente comentaré los dos polvos.

NOTA: 10 / 10

Izquierda: envase que compraba hace 15-10 años. Derecha: una versión posterior. La actual es la de arriba.