martes, 29 de marzo de 2016

Baby Lips Balm & Blush (Flirty Pink y Booming Ruby) - Maybelline New York


Los superventas Baby Lips de Maybelline ya constituyen un clásico dentro de los bálsamos labiales, y tal es su éxito que la popular firma estadounidense lanzó esta nueva versión: Baby Lips Balm & Blush.

Como su nombre indica, además de para labios también puede utilizarse como colorete, teniendo así un 3 en 1: bálsamo labial, color para labios y color para mejillas.

Poseen un envase muy curioso y llamativo, y al desenroscar la tapa encontramos el bálsamo en forma de esfera. Por su pequeño y compacto formato y al no necesitar brochas para aplicarlo ni como colorete ni como labial, ecomodísimo y super práctico para llevarlo por ahí y retocar en cualquier momento. Yo en la universidad lo llevo hasta en el bolsillo del vaquero.

Se encuentran disponibles cuatro tonos: bronce, melocotón, rosa y rojo. Los míos: Flirty Pink (rosa) y Booming Ruby (rojo). En esta foto son los de la derecha:

El rosa me lo regaló mi ángel, y me gustó tanto que posteriormente me hice con el rojo.   

Meses después me regaló otro color: Innocent Peach -melocotón, izquierda del todo-. Comentado aquí.

Son PRECIOSOS: en los envases parecen tonos intensos pero puestos quedan muy muy discretos (no transparentesel color se aprecia ligero pero bien visible). El rojo es tremendamente favorecedor e idóneo cuando queramos llevar labios rojizos en plan muy suave, no como con el típico labial rojo potente. Queda efecto "labio mordido". El otro es un nude-frambuesa muy dulce y suave, bellísimo y un amor para las fanáticas de los labiales rosados. Al igual que el otro, queda super natural al tiempo que realza y embellece lo que no está escrito.

Respecto a su función como bálsamo labial, realmente hidratan y se sienten muy cómodos. Y no resultan pegajosos ni pesados. Son muy ligeros.

No me convencen como coloretes, ya que me parecen algo "grasientos" y no duran nada en las mejillas. Pero se pueden usar como tal: lo bueno es que su acabado cremoso resulta muy luminoso, quedando las mejillas con un tono muy favorecedor. Pero reitero que no me emocionan en ese ámbito. Como labiales sí que me encantan.

Los estoy usando muchísimo para venir a la universidad y retocarme a lo largo del día. Por sus colores tan suaves y su formato 3 en 1 me parecen ideales para diario.

Producto tan curioso como satisfactorio, y perfectos como color suave para labios. Como colorete reitero que no valen un duro, en mi opinión. 

Contienen 3.5 gramos y solamente cuestan 3.95 euros.

NOTA: 10 / 10 (como labiales).

EDITO a finales de octubre 2017 para mencionar que he terminado el rosa. Me ha sorprendido, dado que cualquier labial me dura muchos años. Pero claro: éste también lo he usado como colorete, y aparte, en estos casi dos años lo he utilizado sin parar. Bastante ha durado. Para la universidad era el labial y colorete que usaba casi todos los días, e incluso me lo llevé al Camino de Santiago. Por ello, de nuevo mil gracias a ÉL: cada vez que este producto acariciaba mi rostro, era una forma de llevarle conmigo.