martes, 8 de marzo de 2016

Máscara de pestañas Sexy Pulp - Yves Rocher


Esta es mi máscara de pestañas actual. Llevo con ella desde enero. 

Se trata de la máscara ultra-volumen Sexy Pulp de Yves Rocher. Según la publicidad, su punto fuerte es su maxi-cepillo innovador: más grueso que los de otras máscaras de la marca y el cual posee una forma redondeada que sigue perfectamente la forma de las pestañas, depositando la misma dosis de fórmula en todas las zonas. Este cepillo de generosas curvas se adapta perfectamente a las pestañas para aportar volumen excepcional sin apelmazar. 

En realidad: nada nuevo bajo el sol. Ya hace años que todas o casi todas las marcas venden máscaras de pestañas con este tipo de cepillos. Y los hay más grandes: ver si no la extraordinaria Get Big waterproof de Essence, que eso no es un cepillo, es un mastodonte. 

Me gusta que pese a no ser waterproof dura todo el día puesta. Y sobre todo, que pasan las horas y no se desprende dejando la zona de la ojera llena de motitas negras. Cuando empecé a maquillarme en mi adolescencia usé máscaras de Yves Rocher y eran una porquería: no se notaban nada y se "deshacían" con las horas. Afortunadamente con los años Yves Rocher ha mejorado sus formulaciones, porque al menos con la Sexy Pulp, ya no sucede eso.

Depende de cómo la trabajemos, pero tiende a dejar algunas pestañas pegadas. Aunque nada que no solucione pasar a continuación un peine de pestañas. 

Critican a este producto que no pinta apenas y que queda demasiado natural. Me parece relativo: a mí sí me deja pestañones, pero sobre todo porque yo ya tengo de por sí buenas pestañas. Aunque es cierto que a muchas mujeres esta máscara se les va a quedar cortísima y por ello NO la recomendaría, habiendo máscaras más potentes en el mercado. Sexy Pulp no es de esas que con un par de pasadas te dejan unas pestañazas que parecen postizas: no es mala pero tampoco hace nada destacable, y hay que trabajarla bien para conseguir un efecto muy dramático. Va a ir muy bien, repito, si ya se tienen pestañones. Si no, es preferible acudir a otras máscaras.

Contiene 9 ml y su precio oficial marca 17.90 euros, pero con las eternas rebajas y promociones en Yves Rocher se quedaría entre 9 y 11 euros.

Su precio oficial es un TIMO, habiendo máscaras mucho más baratas que se la comen con patatas. Y por pocos euros más, te compras una de gama alta. Y si la adquirimos rebajada tampoco es la ganga del siglo, pues reitero que por el mismo y menos dinero hay máscaras que se la meriendan (como las de Maybelline, o la que mencioné de Essence que ni siquiera llega a los 4 euros y deja unas pestañas que se ven a 500 km).

Me salió gratis, pues recibí un tarjetón de publicidad donde solo por visitar la tienda me harían un regalo sorpresa, el cual resultó ser este producto.

Es una máscara del montón pero no me puedo quejar pues ya digo que me salió gratis, y porque funciona fenomenal si ya tenemos pestañones. Si se dan estas dos condiciones repetiría con ella. Pero si tenemos que pagar su precio, yo optaría por otras máscaras. 

NOTA: 10 / 10 (si se consigue gratis). 7 / 10 (pagando su precio rebajado). 0 / 10 (pagando su precio sin rebajar).