sábado, 3 de octubre de 2015

Barra de labios Luxury Lipstick - Elizabeth Taylor

Recientemente me he deshecho de mi barra de labios roja de Estée Lauder que comenté aquí, porque si bien era un labial de calidad excelente (y caro), tenía un color que al principio creí que sí pero al final me di cuenta de que no me favorecía debido a que era un rojo demasiado oscuro y cálido: más que rojo parecía un labial marrón oscuro y no me sentaba bien, y es que me van mejor rojos más vivos y especialmente los que tienen matiz frío / azulado.

Por ello, he recuperado esta barra de labios en mi arsenal. La tengo desde hace unos años y la he usado poquísimo y no sé por qué, dado que es fantástica. A partir de ahora la utilizaré más.

Es la barra Luxury Lipstick de Elizabeth Taylor. Tratándose de mi actriz favorita de cine clásico (siento devoción por esta mujer desde que era pequeña y veía sus películas en la tele, admiración que se disparó conforme fui leyendo sobre su vida y su carácter tan apasionado, salvaje y políticamente incorrecto), cuando vi esta línea de maquillaje dedicada a ella sentí la imperiosa necesidad de hacerme con algún producto. Es sabido que a lo largo de los años han ido lanzando muchas líneas de perfumes, joyería y cosméticos inspirados en la belleza y glamour de la legendaria Elizabeth. Este labial pertenece a la firma estadounidense House of Taylor. 


La barra es tan majestuosa, hermosa y lujosa como lo fue ella. Su elegantísimo aspecto exterior enamora con su carcasa en oro y su detalle en la apertura emulando los venerados diamantes por los que Elizabeth profesaba auténtica adicción. El envase es de gran calidad, dado que tengo este labial desde hace años y se mantiene como el primer día, sin que tenga desperfectos de ningún tipo. Muestra las iniciales de Elizabeth Taylor grabadas en la parte superior de la tapa.

Respecto al labial en sí, mi tono es "Glamorous": un rojo profundo con matiz cereza PRECIOSO. De hecho, más que rojo yo diría que es un labial cereza / frambuesa intenso. Queda espectacular y a diferencia de la barra de Estée Lauder me favorece enormemente. Adoro los rojos vivos y fríos, y me gusta cuando tienen un toque rosado como le sucede a este producto. Es mate, no tiene acabado satinado. La duración es excelente y se mantiene como recién puesto durante horas; para ser un tono tan intenso sorprende su duración pasado ese tiempo, incluso después de comer. También es verdad que por norma general, los labiales mates duran más que los brillantes.

Costó sobre 10 euros en Ebay, comprada a un vendedor estadounidense. Precio de risa para un producto extraordinario, tanto como la maravillosa mujer en quien se inspira.

NOTA: 10 / 10