lunes, 5 de octubre de 2015

Giordani Gold Festive Bronzing Pearls - Oriflame


Oriflame es una excelente firma de cosméticos sueca que siempre ha estado presente en mi vida: junto con Maybelline e Yves Rocher fue la marca que más utilicé cuando empecé a maquillarme. Es una marca de venta por catálogo que funciona mediante comerciales a domicilio, al igual que Avon y otras. Actualmente pueden comprarse sus productos vía web, pero el sistema de comerciales persiste. Y por aquel entonces, cuando Internet no estaba masificada, era la única forma por la que se podía comprar Oriflame. En mi caso, una vecina la vendía y frecuentemente venía a casa a darnos el nuevo catálogo y vendernos productos. Mi madre y yo siempre estuvimos encantadas con esta marca y le comprábamos bastante. Por desgracia, hace años se mudó, y desde entonces Oriflame desapareció de mi vida. Eso ha cambiado recientemente, dado que una buena amiga de Madrid es vendedora y le puedo comprar cosméticos y ella me los manda por correo, como hizo con este producto.

Se trata de las perlas bronceadoras de la gama Giordani Gold, una línea de maquillaje dentro de Oriflame cuyos productos son más caros, elegantes y se supone que mejores que los de la línea normal, al igual que tienen una gama orientada a chicas jóvenes, con envases más desenfadados y precios económicos.

Ya tuve este producto de adolescente, solo que por aquel entonces el envase no era circular y dorado como ahora, sino cuadrado y negro. Me gustaba más el antiguo aunque el actual también es muy bonito y más práctico, porque el negro era más grande y el dorado es más pequeño y ligero, si bien lleva la misma cantidad de producto. 


Las perlas se aplican con brocha y poseen el mismo uso y finalidad que unos polvos de sol: solo cambia el formato, que en lugar de ser polvo prensado, son bolitas. Aportan un tono bronceado PRECIOSO muy favorecedor y nada marrón o naranja, sino que nos deja un color caramelo radiante. Las perlas tienen colores tierra, caramelo y vainilla que se mezclan entre sí al pasar la brocha. Dichos tonos son satinados y las perlas más claras son especialmente iluminadoras, por ello el acabado de este producto no es mate: no dejan un acabado "bombilla" ni son purpurinosas, pero estas perlas dan muchísima luminosidad. Yo las utilizo en el rostro, y en verano también en el cuerpo. Quedan fantásticas. 

El envase dorado es muy elegante y de calidad. Incluye una esponja protectora para que las bolitas no choquen contra el espejo. Que no engañe la foto de la publicidad: no incluye brocha. 

Para colmo, su enorme cantidad: 25 gramos. Las bolitas no se gastan ni a la de tres, y si coloretes de 3 o 5 gramos pasan 5 años y siguen como nuevos, a saber cuánto durarán 25.

Esta preciosidad tiene un precio de 29 euros, si bien a menudo puede encontrarse de oferta en el catálogo por 15-17 euros, e incluso alguna vez ha llegado a estar a 10-12 euros. Hay que estar muy pendiente de las ofertas en Oriflame. A mí me salió regalado porque mi amiga se las había comprado primero para ella pero como también tiene mucho maquillaje vió que no iba a usarlas y que le iban a estar ocupando espacio tontamente, así que me las ofreció ¡por 4 euros!. No me pude resistir, y no me arrepiento dados los resultados de este maravilloso producto.

NOTA: 10 / 10