martes, 13 de octubre de 2015

Colour Elixir Giant Pen Stick - Max Factor


No suelo comprar cosméticos solo de verlos en la perfumería, sino que primero me gusta informarme detenidamente mediante fotos y opiniones en Internet. Una excepción fue este labial: el sábado se vino conmigo nada más verlo en el stand de Max Factor.

Se trata del Colour Elixir Giant Pen Stick. Es una barra de labios en formato lápiz grueso o jumbo. Siempre me han gustado esos productos desde que uno de los primeros labiales que utilicé cuando empecé a maquillarme fuera así: unos jumbos de Deliplus en tonos terracota y marrón que causaron furor entre las chicas del instituto (menos mal que los gloriosos 90 ya murieron en el ámbito del maquillaje, porque hoy no me pinto los labios de marrón ni harta de calimocho, por muy de moda que se volviera a poner).

Este lápiz de Max Factor se caracteriza por otorgar un color extremo. Es una gama con tonos muy intensos, potentes y atrevidos que resaltan y definen los labios. Lo de definir no es un decir, puesto que su formato permite usar este producto no solo como barra de labios, sino también para perfilarlos. Como todos los jumbos, es enormemente preciso, fácil y cómodo de utilizar. El acabado no es mate ni ultra-brillante, sino satinado. La textura es una auténtica maravilla: es bastante cremoso pero suave y muy ligero al mismo tiempo, no reseca los labios y es comodísimo de llevar, además de ser bastante duradero. Para colmo, trae muchísima cantidad. Y lo más importante: favorece una locura.


Yo tengo el 35 Passionate Red: un rojo sangre pero que no llega a ser oscuro (ya conté aquí que me he despedido para siempre de los rojos oscurísimos, pues soy generosa cuando digo que me quedan horribles). Este es UN ROJO PERFECTO para mi gusto, pues es muy vivo y luminoso sin ser de esos rojos fosforitos y pachangueros, al tiempo que es ligeramente oscuro pero sin pasarse y ser de esos rojos que de tan oscuros parecen marrones y/o apagan el rostro una barbaridad. Es un tono muy elegante y sensual, delicado a la par que impactante, y su brillo satinado realza lo infinito.

Puedo equivocarme pero juraría que es el mismo color que lleva la modelo en la publicidad. Es PRECIOSO. Vi otro tono que me cautivó igual o más (25 Foxy Amber) y no descarto comprarlo en un futuro.

Cubre y pigmenta de maravilla: de una sola pasada deja los labios como en la foto publicitaria, sin ser necesario repasar varias veces. Desde luego, la publicidad no engaña acerca de la poderosa pigmentación y color ultra-intenso de este labial.

Me costó 6.85 euros: precio genial siendo como es un producto tan fantástico. Nunca me ha defraudado ningún cosmético de Max Factor en años y años, y sigue la racha.

NOTA: 10 / 10