jueves, 3 de septiembre de 2015

Corrector Double Wear - Estée Lauder


Este fue uno de los primeros correctores que tuve, y como no podía ser de otra forma con mi amada Estée Lauder, la calidad de este producto tampoco defrauda. Al igual que el resto de la gama Double Wear, como su idolatrada base de maquillaje: best-seller absoluto de la marca y el maquillaje más vendido del mundo.

Double Wear Stay-in-Place Concealer es un corrector líquido de alta duración: promete permanecer 15 horas inalterable. Es resistente al agua y humedad. Oculta ojeras, manchas, rojeces y demás imperfecciones de la piel. Su acabado es satinado y radiante, y pese a ser muy cremoso es libre de aceites. El color no se altera con el paso de las horas.

La firma nos dice en su webContiene nuestros nuevos Polímeros SkinFlex que aseguran la cobertura durante horas. El producto permanece flexible sin cuartearse ni apelmazarse ante cualquier gesto de la piel. Además, un complejo super hidratante aporta ingredientes emolientes que acondicionan la piel.

Cumple todo lo que promete, siendo un corrector en verdad excelente. Queda precioso puesto, cubre perfectamente, no reseca ni se cuartea, su duración en la piel es a prueba de bombas, y cunde muchísimo. 

Lo único que podría criticarle es que yo prefiero los correctores en tarro. Los líquidos nunca me han terminado de emocionar. Y que pasado un tiempo adquirió un olor muy rancio: signo inequívoco de que se había estropeado. Tuve que tirarlo sin haberlo acabado. 

Fuera de eso, me parece un producto intachableSu precio ronda los 29 euros y puede adquirirse en cualquier punto de venta Estée Lauder.

NOTA: 9.5 / 10