viernes, 11 de septiembre de 2015

Barra de labios Dior Addict Ultra-Shine


Esta fue la segunda barra de labios que tuve de Christian Dior. La primera era también excelente pero el tono no me gustaba (era marrón-marrón y yo tengo los labiales marrones completamente desterrados). En cambio, la segunda me tuvo completamente enamorada. Es de una colección ya descatalogada y la echo de menos, porque eran unas barras realmente fantásticas. Aunque renovaron los envases y actualmente Dior tiene labiales con las mismas características, en mi recuerdo perdurará la versión anterior. 

Dior Addict Ultra-Shine fue, como su nombre indica, una barra de labios con efecto de brillo espejo. Fusionaba el formato de una barra de labios tradicional con el acabado ultra-brillante de un gloss: más que barra de labios podría decirse que era un brillo en barra.

Mi tono fue el 682 "Ultra-Framboise": un precioso y encantador rosa frambuesa que favorecía lo infinito. Color muy dulce y tremendamente luminoso, el acabado de brillo lo hacía aún más deslumbrante si cabe. Muy ligero y suave, la textura en los labios era como llevar un bálsamo, la hidratación era extrema y pese a su acabado gloss duraba horas como recién puesto. Una barra sobresaliente en todos los aspectos.


Su diseño externo en elegantes tonos azul y oro resultaba espectacularmente bonito, tanto cerrado como abierto. Era como tener un pequeño gran tesoro. Claro que esto tiene su desventaja, y es que ya sabemos que estos envases tan lujosos de las firmas de gama alta encarecen el precio final del producto. Por supuesto, también pagas calidad: el envase era a prueba de bombas, y pasaron 7 años y parecía nuevo.

Y es que en una firma como Dior la calidad se nota, y en los más de 7 añazos que esta barra me duró, no solo aguantó el envase sino que hasta el final pintó como el primer día: ni olía raro ni había sufrido cambios en su textura o color. Quitando que apenas quedaba producto parecía recién comprada, cuando he tenido barras de labios que se han puesto malas en menos tiempo. En teoría caducan en 1-2 años pero personalmente (y creo que la mayoría de mujeres), si no las he terminado las sigo utilizando, siempre y cuando no las note estropeadas.

Aunque prefiero comprar en otras perfumerías dado que en El Corte Inglés se pasan veinte pueblos encareciendo precios, hay que estar atentas a sus rebajas y promociones, ya que esta barra me salió allí por poco más de 20 euros cuando su precio normal era de 30. 

Dior Addict Ultra-Shine: uno de esos cosméticos desaparecidos que siempre recordaré.

NOTA: 10 / 10