lunes, 5 de diciembre de 2016

Negro azabache VS negro azulado: cuál elegir


En anteriores entradas he comentado ventajas de teñirse de negro, pautas para que luzca perfecto y a qué mujeres les va mejor ese color, maquillajes idóneos, numeraciones... Y ahora es el turno de saber por cual decantarse: negro puro o azulado. 

Mi pelo es castaño oscuro pero padezco "negrofilia" capilar: en mí adoro el cabello cuanto más negro mejor; ese negro exagerado tan potente y brillante que parece de muñeca. Para colmo, es el color que mejor me queda con diferencia (sin duda influyen mis rasgos árabes y piel dorada clara). He llevado castaños, rubios, rojos... y como el negro negrísimo no me sienta ninguno. Por no hablar de lo mega-brillante que es, o del morbazo que da a la cara.

Siempre me tiño de negro azulado. El puro (también llamado negro azabache, negro ébano...) me lo he dado alguna vez, pero prefiero el azulado. A veces se duda a la hora de elegir entre uno y otro, y en mi experiencia:
  • La teoría dicta que el negro azabache queda más natural. NO estoy de acuerdo: siempre me doy negro azulado y parece completamente mi color (de hecho la gente siempre se sorprende cuando les digo que me tiño). Recordar que a simple vista el negro azulado se ve negro tal cual, y si el pelo natural ya es oscuro como es mi caso y los rasgos y piel acompañan, puedo asegurar que el negro azulado no me queda artificial para nada. Otra cosa es que se tiña de negro una chica de pelo y piel ultra-clarísimos; ahí no niego que a alguna se le vaya a poder ver "falso" (aunque a mí me encanta ese contraste a lo Dita Von Teese, y aun así siempre quedará más natural cualquier negro que los típicos amarillos pollo). Si a tu cara le va el negro, a mí ya digo que ambos -azabache y azulado- me quedan 100% naturales.
  • En principio se recomienda el negro puro a mujeres morenas y el azulado a las más blanquitas, pero reitero que depende del caso: a mí el azabache me queda ideal, pero es que el azulado me queda todavía más chulo. Y no me desentona con la piel en absoluto, si bien yo soy morena clara, no morena oscura.
  • Cierto es que el negro azulado queda especialmente increíble en chicas blanquitas de ojos claros.
  • El negro azulado queda mucho más brillante y es un negro diferente, precioso, muy especial. Ese reflejo azul / plata es maravilloso. El negro-negro es más "simple" (que ojo, también queda divino).
  • El negro puro dura más que el azulado, resiste mejor los lavados. El azulado se deslava con más facilidad, pudiendo aparecer los odiosos reflejos rojizos. De todas formas, si llevamos acumulados muchos tintes negro azulado (yo me tiño todos los meses) a mí se me acaba fijando y me duran muchísimo. También depende de la calidad del tinte.
  • Por esa razón, en verano es más recomendable teñirse de negro ébano. Hace unos años me teñí a principios de agosto de ese color, y pese al sol, piscina y playa, a final de mes seguía intacto. En cambio, con tanto chapuzón, sol y lavados el negro azulado pierde intensidad más rápido. Aunque si no nos importa retocar el tinte mensualmente, el negro azulado en verano con el solazo dándole de pleno luce espectacular: es la época del año cuando más azul lo vamos a ver, destacando al máximo ese pedazo de brillo y reflejo tan precioso que tiene. 
  • El tinte azabache queda más negro. El azulado tiene el plus de ese reflejo azul / plata tan bonito y que brilla extraordinariamente, pero no queda tan negrísimo como el otro. Es cuestión de dar prioridad a un negro más potente, o al reflejo azulado.
  • Cuidado con las posibles manchas azules que tras teñirnos de negro azulado y con el pelo húmedo podemos ir dejando en ropa, almohadas o sofás. Siempre aclarar el pelo con agua a conciencia, especialmente después de haber teñido. En cambio, los tintes negros-negros no manchan. 

Resumiendo: el negro puro dura más, queda más negro y no mancha. Pero el negro azulado queda más brillante y bonito. No queda tan negrísimo, dura menos y puede manchar, pero a mí me compensa con creces lo precioso y espectacular que queda. Por tanto, mi declaración de amor va para el negro azulado (sin discriminar al azabache, que alguna vez me lo pongo por cambiar).