lunes, 19 de diciembre de 2016

Crema corporal de vainilla y macadamia - Tulipán Negro


Hace un par de meses compré la gama completa Gourmand Intensity de vainilla y macadamia, de la marca Tulipán Negro. Consta de gel de ducha, loción corporal y desodorante. 

Ya había tenido el gel, comentado aquí. No en vano, es mi gel de ducha-baño favorito de todos los tiempos: desde que lo descubrí, siempre repito. Su olor no es de este mundo.

Bien, pues la crema corporal no se queda en absoluto atrás; ya hasta dudo entre cuál es mi producto favorito de la gama: si el gel o la crema. En cambio, el desodorante no me entusiasma tanto: lo comentaré próximamente.

La loción es indicada para todo tipo de pieles y promete máxima hidratación y devolver la elasticidad a la piel del cuerpo, cuidándola y nutriéndola gracias a las propiedades naturales de la vainilla y la macadamia, amén de su intensa fragancia. No contiene parabenos ni colorantes. Como crema cumple a la perfección: deja la piel nutrida y perfecta, no es pringosa y se absorbe inmediatamente. Pero sin duda su cualidad estrella es su envolvente, super sensual y fabuloso olor a vainilla y macadamia: huele exactamente igual que el gel de ducha (consultar su reseña), y el olor permanece en la piel. Para enamorarse, en serio.

Ya había utilizado otras lociones corporales con aroma a vainilla, y ésta es la mejor o de las mejores que recuerdo. Fantástica es poco.

No me la aplico a diario: para ese menester siempre uso cremas corporales de las básicas con olores neutros, sin aromas chulos y golosos. Este tipo de cremas como la de vainilla prefiero reservarlas para ocasiones puntuales, así que el bote me durará un tiempo largo.

Contiene 400 ml y de precio ronda los 2 euros. Al igual que con el gel de ducha, con la crema repetiré, sin dudarlo.

NOTA: 10 / 10