jueves, 5 de noviembre de 2015

Lápiz de ojos Color Show - Maybelline New York


Definitivamente no tengo suerte con los lápices de ojos. Caros o baratos: no he probado casi ninguno que no sea visto y no visto en mis párpados. Por eso llevo tiempo que me he pasado a los delineadores en gel, puesto que con ellos sí me aguanta la raya todo el día. Pese a ello, de vez en cuando por tontería pruebo algún lápiz.

En esta ocasión se trata del lápiz Color Show de Maybelline. Mira que me gusta esta marca, pero tarde o temprano siempre te decepciona algún producto. Dentro de la colección Color Show el otro día comenté los esmaltes de uñas, los cuales me parecen fantásticos... pero no sucede lo mismo con el lápiz de ojos.

Es un lápiz básico sin más, no tiene ningún misterio ni característica especial. Yo tuve el color negro. Promete un delineado perfecto e intenso. Es cremoso, muy cómodo, pinta de maravilla y posee pigmentos "de larga duración". Lo pongo entre comillas, porque este lápiz no me dura nada. Tras un par de horas tenía la raya emborronada y a cachos, y como nos encontremos en ambientes de mucho calor, se deshace en tiempo récord. "Color Show" no sé, pero un "show" la duración de este producto, desde luego.

A su favor: hay una gran variedad de colores, desde los básicos como negros y marrones hasta tonos más llamativos como verdes, morados, dorados, azules o rosas. Y su precio: solamente 4 euros. Pero a mí no me compensó, y no lo volveré a comprar.

Nada que ver con el delineador en gel de la misma marca (comentado aquí), con el que la raya no se me mueve en todo el día.

NOTA: 2 / 10