martes, 3 de noviembre de 2015

Esmaltes Color Show - Maybelline New York



En sus lacas de uñas Color Show, Maybelline nos ofrece una tecnología que asocia una base transparente y flexible con pigmentos que captan y reflejan la luz para un color lleno de brillo, sumado a un pincel super alisador que permite una aplicación perfecta sin grietas, obteniendo un brillo intenso y un acabado soberbio.

La publicidad no engaña en esta ocasión. Nos encontramos con unos esmaltes excelentes en TODO. 

Para empezar, me chifla la cobertura extrema que tienen. Con otras lacas, especialmente esas que son más agua que otra cosa, tienes que dar mil capas hasta conseguir un tono intenso porque de lo contrario queda un color muy flojo, casi transparente. Pues con Color Show ya obtenemos un color de plena intensidad, idéntico al que vemos en el frasco, con la primera pasada: ni siquiera haría falta aplicar una segunda capa, aunque yo lo hago siempre con todos los esmaltes.


Por otro lado, no sé si será la formulación del esmalte o la calidad del pincel (seguramente ambas), pero Color Show queda 100% liso y uniforme. Adiós a las burbujitas, grietas, estrías y demás relieves que deslucen tanto el acabado final de un esmalte. Con estos se consigue un acabado impecable, con un color sublime y brillante.

Su duración es otro factor positivo. A mí me aguantan varios días hasta empezar a descascarillarse. Y no especifican que sean de secado rápido, pero secan en poco tiempo.



Por si fuera poco, traen bastante cantidad, la gama de tonos es amplísima, y solo cuestan 2 euros. 

Yo tuve los siguientes colores (en las fotos):
  • Ocean Blue: un azul cobalto ultra-brillante y espectacular, realmente precioso. No descartaría comprarlo de nuevo. (edito para mencionar que hoy 19 de enero 2016 lo he comprado de nuevo).
  • Berry Fusion: cereza / morado igual de increíble. Ahora tengo el 495 de KIKO: mismo color aunque ni de lejos con tan buen acabado y duración como el de Maybelline.
  • Purrrple: un púrpura oscurísimo, no tan bonito y llamativo como los dos anteriores, pero muy sobrio y elegante. Queda muy similar (si no igual) al "A Grape Affair" de OPI. 
Además, Color Show posee varias líneas con acabados diferentes: los genéricos, y después han ido lanzando mates, craquelados, metálicos... Será imposible no encontrar nuestro esmalte ideal.

Me encantan los Color Show, pues lo tienen TODO: color ultra-intenso y cobertura extraordinaria, acabado liso sin marcas, secado rápido, muy buena duración, tonos chulísimos, precio de risa.... Desde luego, repetiré con ellos. 

NOTA: 10 / 10