lunes, 25 de junio de 2018

Paleta Master Blush - Maybelline New York


¡Menuda chulada de producto, y por dos duros!.

Master Blush de Maybelline es una paleta de rostro que contiene tres coloretes mates y un iluminador. Diseñados para aplicar individualmente o mezclarlos entre sí, poniendo un poco de iluminador sobre el rubor y consiguiendo así un tono radiante en las mejillas. Muy práctica para viajes, pues te llevas varios colores en un solo envase.
  • Colorete rosa oscuro: es morado / ciruela y queda espectacular sobre piel dorada + cabello negro. Me gusta mucho para la noche, aunque es ideal para cualquier ocasión.
  • Colorete rosa chicle: más suave que el anterior y con subtono azulado, es el típico rosa golosina ultra-favorecedor. Adoro esa tonalidad de rubores rosas y éste me encanta. Para usarlo sin parar.
  • Colorete coral: me recuerda poderosamente al color "Orgasm" de NARS, pues es un coral rosado -quitando que no tiene brillito dorado, ya que es mate-. Muy natural e hiper-versátil, combina a la perfección con cualquier tono de maquillaje o ropa.
  • Iluminador: es dorado / champagne y juraría que tiene un sutil matiz rosado, a juego con los tres coloretes. Muy bonito. 

Yo, que soy fanática de los coloretes rosas y maquillajes en rosas, morados... estoy "poco" encantada con esta paleta. Compra obligatoria para morenazas, pues todos los colores lucen soberbios sobre piel dorada. Y los dos rosas quedan increíbles a juego con mi cabello teñido de negro azulado, sobre todo el rosa chicle, al tener también subtono azul. Y aunque sean mates quedan super radiantes y luminosos, preciosos: favorecen los tres una barbaridad. Me encanta que no es la típica paleta donde no te gusta algún color: los cuatro los estoy usando.

La calidad es excelente. Todos pigmentan de maravilla y me duran puestos hasta que desmaquillo. Alivia comprobar que no hace falta arruinarse para que te duren: aún recuerdo hace años cuando fui a comprar uno de MAC desesperada porque mis coloretes baratos no me duraban nada puestos -un saludo a las pestes de coloretes de KIKO-. Pero mi querida Maybelline vuelve a demostrar que es una firma económica pero de muy sobrada calidad, y esta paleta es Dios.

Me ha sorprendido el iluminador: en el pasado utilicé "iluminadores" de marquillas como KIKO y Essence a las que ya no me acerco ni loca, y me parecían horrendos -eran purpurina a cascoporro, muy bastos, no duraban nada en la piel-. Luego me pasé a los iluminadores de NARS y menudo cambio. El de Maybelline sigue sin compararse pero ya está a años luz de los primeros: queda muy bonito y muy sutil, y ante todo, cero purpurina.


Externamente la paleta es muy bonita y elegante con ese sobrio estuche negro, compacta y de muy buen tamaño. No incluye brochita ni espejo -tan útiles para retocar- pero no me afecta, pues exceptuando el polvo matificante, los productos de maquillaje de rostro me los aplico en casa y siempre los dejo ahí.

Cada colorete / iluminador consta de 3.5 gramos, siendo en total 14 gramos de producto. Durarán lo suyo.

Y el colofón: el precio ronda los 10-12 euros dependiendo del sitio. Nada cara, pero es que a mí me costó ¡¡¡4.95!!! en un supermercado Consum. Habían puesto en perfumería un pequeño stand de Maybelline con unos pocos productos en liquidación: barras de labios, esmaltes de uñas, creo que delineador de ojos, y ésta paleta. Yo ya tenía coloretes suficientes, por muchas ofertas que vea no me gusta comprar por comprar y acumular maquillaje a lo tonto y que no voy a usar, y hacía nada me había gastado una pasta en dos coloretes de Dior y Benefit. Por todo ello no tenía pensado comprar más rubores en tiempo largo, pero con lo preciosa que es la paleta y por ese precio, no me pude resistir.

Desde luego no me arrepiento de haberla adquirido, pues me encanta y la estoy usando muchísimo. ¡Y por 5 euros!. Compraza.

Menuda racha ha pillado Maybelline con las paletas: aparte de la Master Blush tengo tres paletas de sombras de ojos de la línea The Nudes -comentadas en el blog-, y me gustan "poco" también.

NOTA: 10 / 10