lunes, 23 de abril de 2018

Colorete DiorBlush (896 "Redissimo") - Dior


El colorete más caro que tengo es el Multiple de NARS, que son 44 euros pero el anterior me duró 5 añazos y por eso fue acabarlo y volverlo a comprar. Y el de MAC, que costó 22 euros hará 7 u 8 años y aún le queda producto. Y recientemente cayó el Benetint de Benefit en tamaño mini por 15 euros. Y éste de Dior (38 euros). Pueden resultar caros pero lo valen con creces: si salen tan buenísimos y encima van a durar tantos años, es que ya no me parecen ni caros. He comprobado que me sale más barato un colorete así, que por ejemplo los horrorosos que tuve de marquillas como KIKO y Essence: tirados de precio pero todos acababan en la basura y si haces cuentas, con lo que costaban me habría dado para comprar un colorete de los otros, a los que saco infinitamente más partido. Por supuesto, hay coloretes económicos muy buenos: tengo dos de Rimmel London, uno de L´Oreal, uno de Oriflame, uno de Max Factor y una paleta de Maybelline, y todos me encantan.

DiorBlush es el emblemático colorete de Dior: icono absoluto del maquillaje desde hace décadas. 

Disponible en una amplia gama de colores distribuidos según cuatro tonos (rosa, rojo, coral y nude) y tres efectos: nacarado, mate y satinado. Una explosión de color para un maquillaje espectacular y una fórmula única para una expresión máxima de pigmentos. Su textura micronizada en polvo se funde en la piel aportando un velo de color puro, evanescente, sin efecto materia. Su pincel biselado permite una aplicación "contouring" profesional para sombrear las sienes, retocar el óvalo del rostro y ahuecar las mejillas.

Me lo auto-regalé en enero (por aprobar un examen importantísimo y sobre todo para animarme a raíz de un disgusto muy gordo que tuve) y desde entonces, afirmar que me casaba con él es quedarme corta. Mi color es el 896 Redissimo


Los coloretes rojos pueden asustar en el envase, pero una vez aplicados y bien difuminados quedan ESPECTACULARES y nada cantosos. De hecho, no vas a encontrar un tono de rubor que quede más fino, natural y favorecedor, ya que emula el enrojecimiento natural de las mejillas cuando las pellizcas, haces deporte, tienes sexo, etc. Yo soy adicta a los rosas pero como el rojo no sienta ninguno; es el tono comodín y universal en coloretes y pega con cualquier tono de maquillaje o ropa. E idóneo para cualquier cutis: a las pieles muy blancas les da un toque elegantísimo y les sienta fantástico -como muy de geisha, pin-up o vampiresa- y las pieles bronceadas y morenazas las resalta de forma descomunal (y a las mujeres negras les quedan de fábula). Yo soy morena y cuando uso colorete rojo me siento la reina de la galaxia, y éste de Dior ya lo estoy usando a destajo. Prueba de mi enamoramiento es que tras el de Dior compré el Benetint, el mítico tinte rojo para mejillas y labios. ¡Y cómo queda también!. Lo comentaré próximamente.

Redissimo es un rojo puro y mate. En mi tez dorada clara y a juego con mi cabello teñido de negro azulado sienta FABULOSO, realza una barbaridad la piel morena y es precioso e hiper-sexy, y el colofón ya es cuando lo combino con un buen labial rojo: pelo negro + colorete y labios rojos = parar el tráfico, señores. Por supuesto, hay que aplicarlo con suma delicadeza y difuminar muy bien para que el resultado sea discreto y elegante -a la par que increíble-. La duración es igual de tremenda y dura todo el día puesto. Creo que aún no lo he usado para salir de noche pero seguro que rinde igual. Y es suavísimo, textura perfecta, pigmenta de 10, no suelta polvo y se trabaja y difumina de auténtico lujo: envase chulísimo aparte, sin duda se le nota la calidad. He tenido más cosas de maquillaje Dior y la verdad es que todo me ha parecido excelente.

El estuche es para llorar de puro amor, no he visto cosa más elegante. Empezando por la misma caja y siguiendo con la funda de terciopelo negro donde va metido el colorete, la cual es idónea para protegerlo. Aunque no quiero tener la funda al aire y que se deteriore o manche, así que la conservo metida en la caja. Una vez lo sacamos de la funda será imposible no declararle amor eterno. Sobrio, compacto, de líneas hiper-elegantes y con el inconfundible azul noche de Dior y sus letras grabadas en plateado. Tan precioso y espectacular por dentro como por fuera, abrimos y ahí tenemos el Redissimo con su enorme espejo y la brocha biselada de Dior, la cual por cierto aplica el colorete de forma comodísima y ultra-precisa: nada que ver con las brochitas mediocres de otros coloretes.

Contiene 7 gramos. Reitero el ejemplo de mi colorete de MAC, que ya tiene 7-8 años y con 3.5 gramos todavía le queda producto para rato. Pues el de Dior, que trae el doble de cantidad, miedo me da lo que durará.

Lo compré en Druni. Su precio oficial era de 47.83 euros pero costó 38.26. No sé si es que tendrían algún descuento o porque soy socia de Druni o qué, pero fenomenal. Y 38 euros por esta JOYA no me parece caro teniendo en cuenta sus resultados, que lo voy a usar sin parar y que va a durar muchísimos años.

Compraza, y enamoramiento infinito por este alucinante producto. Por supuesto, se ha convertido en mi colorete favorito e imprescindible.

NOTA: 10 / 10