lunes, 1 de febrero de 2016

Barra de labios Lasting Finish - Rimmel London

No soy nada fan de las barras de labios en tonos cálidos (marrón, caramelo, melocotón, chocolate, cobre), prefiriendo infinitamente los rosas y rojos. De los labiales marrones HUYO, si bien se ha dado alguna rara excepción como este de Rimmel London.

Pertenece a su veterana y excepcional colección Lasting Finish: labiales caracterizados por una altísima duración (que de verdad se cumple). Por si fuera poco; no resecan, huelen genial, tienen cobertura total y pigmentan de 10, son comodísimos de llevar, la variedad de tonos es inmensa y son muy económicos.

Mi tono fue el 262 Burning Desire. Se trata de un marrón muy cobrizo que posee un discreto pero al mismo tiempo espectacular y precioso brillo dorado. No es el típico labial marrón soso y triste que te apaga la cara, sino que es un cobre super vistoso y llamativo, que ilumina y da vida total al rostro. En pieles doradas y a juego con maquillajes bronce queda increíble.

Huele de maravilla; es un olor muy intenso y dulzón. Además, su envase negro con el borde central plateado y en él las letras grabadas de Rimmel London, es sobrio y elegante.

Su precio fue tan solo de 5 euros. Excelente para una barra de calidad intachable y color bellísimo. Por desgracia, no es un labial que utilizara demasiado, a causa de mi manía anti-marrones y mi adicción crónica a los rosas, y es una pena porque sentaba de maravilla.

NOTA: 6 / 10 (al color). A la barra en sí, un 10.