domingo, 21 de febrero de 2016

Corrector Happy Light - Bourjois

Este compacto de Bourjois promete camuflar ojeras e imperfecciones, al tiempo que unifica e ilumina la piel. 

Es muy suave y untuoso, bastante agradable al aplicarlo. Pese a ello, a mí no me convencen los correctores tan cremosos pues me dan la sensación de que se corren y no duran, y no me gusta esa textura. Los prefiero más densos y "duros". Respecto a la cobertura: es bastante alta, si bien no es total. Yo no tengo casi imperfecciones; de hecho el uso de corrector no se me hace imprescindible y me suele bastar con la base de maquillaje... pero perfeccionista que es una: me encantan los correctores de cobertura máxima. Y éste NO lo es. 

Queda muy bonito (sobre todo si lo aplicamos con pincel) y realmente ilumina, pero como corrector no me emociona... más cuando existen otros que sí me chiflan, como el increíble Camouflage Cream de Catrice. El de Bourjois no es malo en absoluto; es solo que prefiero otros.

En su publicidad indica que también sirve para prolongar la duración de las sombras de ojos si previamente lo aplicamos como base en los párpados. No lo he probado así, ya que para ese menester utilizo mis adoradas prebases de Urban Decay.

Eso sí: lo de que traiga espejito es un puntazo, pues me ha salvado innumerables veces a la hora de maquillarme por ahí.

Contiene 2.5 gramos y su precio ronda los 6.50 - 7.50 euros, dependiendo de la perfumería. 

Me cumple a la perfección pero sin volverme loca, habiendo correctores que me gustan más. Lo terminaré, pero no volveré a comprarlo.

NOTA: 8 / 10

Edito para mencionar que lo acabé en noviembre o diciembre, por lo que me ha durado un año justo, que es lo que me suelen durar los correctores.