lunes, 17 de agosto de 2015

Gel Liner EyeStudio Lasting Drama - Maybelline New York


Mi actual delineador de ojos es el popular Lasting Drama de mi querida Maybelline New York. No lleva demasiado tiempo en el mercado pero ya tiene legiones de admiradoras, no sin motivos.

Es en formato gel, de los de tarrito y pincel. Desde que descubrí este formato hace años que nunca o casi nunca uso lápices, los cuales me dejan un negro poco intenso o me desaparecen a la media hora. Para mí siempre fue una odisea hallar un producto con el que consiguiera una raya negrísima y sobre todo muy muy duradera. Ese problema acabó cuando descubrí los geles. Me estrené con el de Bobbi Brown, considerado el rey de los eyeliner en gel, y no es barato pero repetí, dados sus extraordinarios resultados. 

Y el de Maybelline no tiene NADA que envidiarle: la raya queda ultra-negrísima y dura intacta todo el día. Se acabó tener que retocar la línea negra cada poco tiempo: con este gel la pintas y te olvidas. Se mantiene inalterable en cualquier ambiente incluyendo salidas nocturnas así como época veraniega y situaciones de gran calor y humedad. Para colmo, pese a su extraordinaria fijación se desmaquilla muy fácilmente.
Un detallazo es que la caja incluye pincel aplicador, que por cierto va muy bien. Aunque el mío lo tuve que tirar pasado algo más de un año, ya que los pelitos habían perdido forma y ya no pintaba tan preciso. Pero todo ese tiempo funcionó fenomenal.

Es un producto COLOSAL. Ya digo que en el pasado podía darme con un canto en los dientes si encontraba un eyeliner con el que la raya me quedara ultra-negra y me durara más de 2 horas sin correrse, y con el Lasting Drama voy más que sobrada. Es realmente increíble para mí que la raya negra me aguante intacta como recién puesta 5, 8, 12 horas...

Contiene 3 gramos, y usado prácticamente a diario me ha durado casi dos años. Si bien en los últimos meses ya se notaba algo duro en la textura, pero una vez aplicado los resultados eran iguales que el primer día. 

Es un producto soberbio: facilísimo de utilizar, con unos resultados excepcionales, barato, me dura dos años y encima regala el pincel, ahorrándote comprar uno aparte.

Su precio oscila entre los 8-9 euros incluyendo el pincel, por lo que merece muchísimo la pena. Repetiré seguro. 

NOTA: 10 / 10