miércoles, 5 de agosto de 2015

Barra de labios Pure Color Envy - Estée Lauder


En maquillaje de gama alta, Estée Lauder siempre ha sido de mis firmas predilectas. La descubrí hace mil años cuando empecé a maquillarme y mi madre me llevó a El Corte Inglés para comprarme una base de maquillaje buena y acorde a mi piel (por aquel entonces, super grasa): nos llevamos el fabuloso Ideal Matte y nos regalaron un perfilador de ojos y una mini-máscara de pestañas. Desde entonces no he dejado de tener productos de esta marca, todos de calidad fuera de serie.

Esta barra de la gama Pure Color Envy no se queda atrás: es un labial de calidad excepcional

Diseño espectacular, elegancia por doquier y un color puro e intenso que hidrata y dura en los labios. Muy suave y cómodo de llevar, cobertura total y perfecta de una sola pasada, textura ultra-ligera como si no llevaras nada, y lo mejor: sin ser un labial específico de larga duración o semi-permanente, permanece horas como recién puesto, por fuerte que sea el tono.

Mi color es el 250 "Red Ego": un rojo vampírico de alto voltaje, sofisticado, oscuro, sensual e hiper-dramático, idóneo para la noche y ocasiones especiales.

El envase azul noche y dorado es precioso, y se notan los buenos materiales. Pesa más que otras barras de labios cuyos envases son de plástico endeble y ligero.

Su precio ronda los 30 €, pero lo adquirí en el último Black Friday rebajado a 18 euros. Genial.

NOTA: 10 / 10