viernes, 23 de febrero de 2018

Polvo matificante Pastell Compact - Max Factor

Mi polvo actual, llevaré cuatro o cinco meses con él. Lo utilizo combinado con la espectacular base Xperience también de Max Factor, y el genial corrector Fit Me de Maybelline.

Pastell Compact es un compacto matificante que otorga un resultado perfecto en el rostro dejándolo con aspecto aterciopelado, sellando la base de maquillaje y eliminando y previniendo durante largo tiempo los indeseables brillos. Libre de perfume, incluye vitamina E y protección solar. Como la mayoría de productos Max Factor, está fabricado en Irlanda.

Se trata de una versión anterior con otro nombre del famoso Creme Puff, el cual tuve hace tiempo y también era maravilloso. Corroboro que son idénticos, tanto el polvo como el envase. Solo cambia que en uno pone "Pastell Compact" y en el otro "Creme Puff". Así que esta reseña es también como si comentara el segundo.

Resultado SOBERBIOcutis 100% impoluto pareciendo que te han pasado el Photoshop, rostro perfecto sin un solo defecto (yo ya tengo muy buena piel pero cuando un producto es tan bueno se nota). Deja la tez preciosa, bellísima, de anuncio de revista. Y matificando es Dios: elimina el brillo a la perfección y éste tarda horas en aparecer si es que lo hace. No acartona ni reseca y es super suave. Tampoco deja el típico efecto mate pesado y apagado, sino que es un acabado muy mate al tiempo que fresco y ultra-natural.


Me queda igual o incluso mejor que el Maderas de Myrurgia, el cual era hasta ahora mi polvo matificante predilecto (ni polvos de MAC me dieron tan buen resultado). Pero para mi enorme sorpresa, Pastell Compact / Creme Puff me gusta todavía más. No pensaba que fuera a encontrar un polvo que me igualara o superara al Maderas, y qué equivocada estaba...

Al igual que el Maderas lo uso de dos formas: cuando me arreglo y me curro el maquillaje, sobre el corrector y la base para sellarlos y matificar. Y a diario para la universidad sin ponerme base ni corrector ni nada; directamente sobre piel hidratada me doy una pasada de polvo para únicamente eliminar brillo y unificar el tono, y así doy buen aspecto al cutis sin necesidad de hacer el maquillaje completo.

Disponible en varios tonos, el mío es el Translucent Teint Light (foto arriba): beige clarito que se adapta perfectamente a mi piel dorada clara.

Contiene 20 gramazos. Teniendo en cuenta que el Maderas trae 15 y me duraba prácticamente un año, pues éste ya...

Por desgracia no incluye espejo; algo muy útil para retocarnos fuera de casa, así que tengo que ir a un baño o llevar en el bolso un espejito. Sí trae esponja aplicadora, la cual es de muy buena calidad y aplica el polvo perfectamente.

Lleva descatalogado varios años y ya es imposible encontrarlo en tienda física (salvo raras excepciones como fue mi caso). Todavía lo venden en Internet, eso sí. Pero como es igual que el Creme Puff da lo mismo comprar uno u otro. Y por comodidad de que actualmente es el que tienen en todos los sitios, está claro que gana el segundo. 

Lo adquirí en un bazar chino donde sorprendentemente tenían algunos cosméticos de Max Factor (auténticos, no imitación). Compré la fabulosa base Xperience, comentada en el blog. Y vaya precio: 3.30 la base y 3.15 el polvo. Dos mega-comprazas. Fui tonta pues me llevé dos bases pero un solo polvo, y viendo sus resultados ahora me arrepiento de no haber comprado otro -cuando estaba en tiendas rondaría los 12-14 euros-. Pero ya digo que tenemos el actual Creme Puff, que es idéntico. Cuando termine esta polvera seguramente adquiera ese.

NOTA: 10 / 10