miércoles, 11 de octubre de 2017

Coloración permanente Creme Intense - Nelly

Soy muy fan del tinte Nelly (comentado aquí). Ya expliqué en la reseña que pese a que de primeras puede no resultar confiable debido a su precio de risa -2.50 euros- la realidad es que es uno de los mejores tintes negro azulado que he usado, y los he comprado de todas las marcas e incluyendo alguno profesional como el Cromatone de Montibello.

Por desgracia, creo que esa versión la están retirando. En su lugar han lanzado una nueva colección: Nelly Creme Intense. No sé si va a sustituir a la anterior o si van a coexistir aunque yo diría que es más lo primero, dado que varios tonos de la anterior gama ya no los traen a las tiendas, mientras que la nueva va cobrando cada vez más presencia.

Nelly Creme Intense es una coloración permanente con bajo contenido en amoníaco. Esto hace que penetren más fácilmente los colorantes en la cutícula del cabello, respetando al máximo la naturaleza de la fibra capilar y obteniendo los mejores resultados. Cubre canas, respeta el pelo y aporta duración, brillo e intensidad de color máximos. Disponible en 21 tonos + un decolorante.

Debido a lo genial que me iba el antiguo, tenía "miedo" de que el nuevo no estuviera a la altura... y todo lo contrario: es igual o mejor. Mi tono, como siempre, es el Negro Azulado.
El negro lo deja ultra-intenso y negrísimo hasta la exageración, como a mí me gusta el negro en la melena (odio esos "negros" sosos que no sabes si son negros o castaños oscuros). El reflejo plata / azul es plenamente visible a la luz del sol y bajo algunas iluminaciones, por no hablar del mega-brillazo. Como es habitual en los tintes negro azulado, a la luz solar muestra tal brillo que mi pelo se ve literalmente plateado. Y no estropea ni reseca nada.

Respecto a la duración: me lo apliqué hace dos semanas y media, y el color lo llevo intacto. Es poco tiempo pero a mí varios tintes negro azulado me empiezan a perder intensidad a partir de tres semanas, por lo que es buena señal. Al igual que con el antiguo Nelly, tiene pinta de que llegaré e incluso superaré el mes con el color en muy buen estado (aunque me da igual: por manía de llevar el negro super potente me tiño todos los meses sin excepción).

Mantiene el defectillo de su antecesor, y es que trae una risa de cantidad: tienes que hacer malabarismos para conseguir teñir toda la melena con una sola caja, y eso que yo no lo tengo largo-largo y encima me lo corté un montón hace nada. Pero con ese precio es normal que no se emocionen con la cantidad. Y como sucedía con el anterior Nelly: dos cajas saldrían por 5 euros, lo cual sigue siendo chollo.

Lo compré en una perfumería de la franquicia Avenida, en el pueblo Melide (La Coruña) mientras realizaba el Camino de Santiago. No creo que un tinte de pelo sea una compra típica mientras realizas el Camino (unido a su regla nº1: llevar el mínimo peso en la mochila y nada que no sea 100% imprescindible). Pero bueno, yo soy así. Me hacía "ilusión" teñirme con un tinte comprado allí: es como si ahora llevara un trocito de Galicia en mi pelo jajajaja. Cada una con sus tontadas.

Allí me costó 2.89 euros, y lo tengo localizado en dos perfumerías de mi ciudad -una en mi calle- a 2.50. Precio increíble para un producto tan condenadamente bueno. Al igual que el anterior Nelly podría mejorar en lo de la cantidad, pero a un tinte con estos resultados en el cabello y a ese precio, tengo que ponerle un 10 por narices.

NOTA: 10 / 10

AVISO: si bien el tinte normal de Nelly va fenomenal (al menos a mí, y el color negro azulado), también digo que ni se os ocurra usar su decolorante. Leer esto.