lunes, 17 de julio de 2017

Sombra de ojos Scandaleyes - Rimmel London

Llevo usando cosméticos Rimmel London desde que empecé a maquillarme (ha llovido), y salvo contadísimas excepciones todo me ha ido fenomenal. Al igual que otras como Maybelline, L´Oreal, Bourjois, Max Factor etc etc, me parece una firma con excelente relación calidad-precio. 

Dos de esos raros disgustos han sido precisamente los dos últimos productos que compré de la marca: este polvo y este horrible delineador de ojos. O debería decir los penúltimos, dado que después de esos he comprado dos cositas más de Rimmel London. Y no tienen nada que ver con esos horrores. Uno es un colorete que ya comentaré, y el otro esta sombra de ojos.

Prueba de que en una misma firma igual encuentras pestes que maravillas (sea Rimmel London o MAC, que será que no he tenido también decepciones con productos de marcazas).

Se trata de la sombra líquida Scandaleyes, caracterizada por su formato similar al de un brillo de labios con su aplicador en pincelito. Asegura resistencia al agua y duración de hasta 8 horas, así como tonos super intensos. Contiene 7 ml.


Cumple todo. El color es ultra-intenso, pigmenta de sobresaliente. Y la duración ídem: no la he probado a pelo pero sobre prebase de sombra de ojos me aguanta intacta como recién puesta todo el día, hasta que desmaquillo. ¿8 horas? las supera y con creces.

Pese a su tremenda fijación (enseguida se queda fija en el párpado) no es nada seca y tiene una textura muy confortable. El acabado es ligeramente satinado, precioso.

Mi tono es Berry Chrome: borgoña cobrizo. Una verdadera pasada de color, a lo cual ayuda su enorme intensidad y belleza del acabado. Cálido, exótico, impactante, elegantísimo, sensual e idóneo para cualquier ocasión y estilo de maquillaje. Favorece una burrada y ya ni te cuento sobre pieles doradas y a juego con cabello negro. Es un color de sombra de ojos que debería ser obligatorio en el neceser de cualquier morenaza.

Encantadísima me tiene, pues se consiguen unos maquillajes y ahumados espectaculares con ella (mención estrella para su mezcla con negro y dorados). Es un color al que lo dicho: le voy a sacar un partidazo brutal. 

Y el colofón a su calidad y soberbio resultado: su precio oficial en perfumerías ronda los 7 euros, pero me costó ¡¡¡1.50!!! en una tienda Dealz.

NOTA: 10 / 10