domingo, 6 de noviembre de 2016

Recuperador Celular de Colágeno - Voltage



Tras mi ultima decoloración, mi pelo quedó para raparlo al cero. Siempre que he decolorado he conseguido recuperar su buen estado en muy poco tiempo, pero ésta vez se me pusieron los ovarios de corbata al ver lo hecho polvo que había quedado (mucho más que con decoloraciones pasadas): electrizadísimo -parecía un repollo-, volumen desmesurado y horrible típico de pelo quemado, pasó de liso a rizado feo achicharrado -juntando estas tres cosas parecía que llevaba el pelo a lo afro-, hinchado, tieso, fosco, textura chicle, ultra-seco, cero brillo y suavidad, se caía a trozos, no me podía ni pasar el peine... un show. Reitero que JAMÁS se me había quedado TAN destrozado, y me hecho infinitas decoloraciones.

Y eso que debido a que volví a teñir de negro, es un color que disimula enormemente el pelo dañado... pero aun así yo lo notaba, ya lo creo. Pasé unos días que hasta me daba vergüenza salir de casa con ese "pelo" (me lo recogía o me lo metía por dentro de la ropa).

Como NADA me funcionaba, fui corriendo a la tienda de productos de peluquería. Directamente les dije: "por favor necesito lo más potente que tengáis en la tienda para mejorar un pelo destrozadísimo por decoloración", y me sacaron este Recuperador de Colágeno de la firma Voltage. 

Las empleadas me dijeron que este producto lo habían vendido a personas cuyo cabello había quedado literalmente quemado por cosas muy extremas como por ejemplo accidentes en fábricas, y que todo el mundo quedaba contentísimo con él. Pensé "pues si esto ya no me funciona...". Sin decírmelo ellas, también me llevé el champú de la misma línea. 30 euros los dos productos.


Según su publicidad: 

El Recuperador Celular de Colágeno aumenta la producción de colágeno natural del cabello. Se trata de un tratamiento intenso e inmediato que frena el envejecimiento capilar recuperando las fibras del cabello que por la acción del tiempo, desgaste y tracción se han ido deteriorando. El colágeno es una molécula proteica que forma un armazón de micro fibrillas responsable de sostener la estructura capilar. Su completa formulación aporta el colágeno suficiente para reconstruir el cabello dañado y devolver al conjunto del cabello su estado natural, recuperando su estructura, elasticidad, brillo y volumen. Su alto contenido en leche hidrolizada nutre el cabello dañado gracias a su agente energético que revitaliza el cabello de forma espectacular. Neutraliza todos los olores. Elimina la electricidad estática.  
Dosificar sobre el pelo aproximadamente 10 ml. (3-4 pulsaciones) previamente mojado y realizar un suave masaje. Dejar 5 minutos de exposición. Disfruta del aroma que te envuelve. No se fija en el cabello. Aclarar abundantemente. Para conseguir un cabello perfectamente tratado repetir el método completo una vez a la semana. En casos de estructura capilar muy dañada (cabello quemado por trabajo químico, fuego, o traumatismo), aplicar directamente en el cabello seco. 

Las vendedoras me insistieron mucho en que no me lo dejara solamente 5 minutos, que eso era tirar el producto a la basura. Que me lo dejara puesto cuantas más horas mejor. No hizo falta que me lo dijeran; pensaba hacerlo de todos modos.


Pasado un mes, mi cabello ha experimentado una mejoría BRUTAL. También lo he ahogado en aceite de coco, he cortado puntas dos veces, cuidado extremo... (leer esto), pero el gran artífice del cambiazo sé que ha sido el Recuperador Celular de Colágeno.

En dicho mes utilizando este producto sin parar, mi cabello ha recuperado la suavidad, el liso, la caída, la buena textura y aspecto (ha desaparecido todo lo chicloso), vuelvo a peinarlo sin problemas y ya no se me queda media melena en el peine. Se ha reforzado muchísimo y ya no está debilitado ni se cae a trozos. Recién lavado vuelvo a desenredarlo en segundos: de nuevo el peine desliza por el cabello. Asimismo, ha perdido la sequedad y vuelve a sentirse nutrido y con textura suave y pulida, sin tacto ni aspecto de paja. Aún le queda por mejorar, pero reitero que ahora mismo no tiene NADA que ver con cómo quedó tras la decoloración, que eso no era pelo: era un ramo de cardos.

Lo usaba a modo de mascarilla pre-lavado que dejaba actuar toda la noche -o todo un día si no salía de casa-, envuelto el pelo en plástico. A la mañana siguiente lavaba con el champú de la misma gama, y después volvía a aplicar el Recuperador dejándolo entre 15 y 30 minutos. Todo esto cada vez que lavaba el pelo. Entre que lo usé infinitas veces y que no escatimaba en la cantidad que me echaba terminé el bote la semana pasada, habiendo durado poco menos de un mes. Pero ha merecido la pena ¡ya lo creo!.




GRACIAS A ÉL, HE SALVADO MI CABELLO. Reitero que aún le queda por mejorar, pero ahora mismo ya lo tengo casi igual que antes de la decoloración; en aspecto, textura, todo. ¡¡Y en tan solo un mes!!. Ha sido como un milagro, porque de verdad que pasé unos días completamente desesperada debido a que ya me veía cortándolo a lo chico.

NO pienso volver a decolorar jamás, pero tengo bien claro que en caso de que mi pelo se vuelva a estropear de forma extrema, volvería a comprar este Recuperador. Es el producto capilar más reparador y milagroso que he usado nunca (y mira que el aceite de coco o el Xheken Capilar no se quedan cortos precisamente), y lo considero imprescindible para personas cuyo pelo haya quedado destrozadísimo tras agresiones como una decoloración. Pero destrozadísimo de verdad: pelo que parece no tener solución excepto rapar.

Tengo 100% comprobado que a mí lo que me estropea el pelo es aclararlo, y mientras lo mantenga oscuro siempre lo llevo bien; y en ese caso puedo permitirme usar champús y mascarillas de supermercado y llevar el pelo perfecto sin necesidad de tener que gastarme una pasta en productos profesionales. Pero en situaciones excepcionales como esta decoloración que me dejó el pelo tan masacrado, me mereció la pena optar por este producto profesional, ¡¡ya lo creo!!. 

Se vende en tamaños de 500 ml y un litro (foto arriba). El primero ronda los 15 euros y el segundo los 26. Yo compré el primero. No me parece caro teniendo en cuenta que trae mucha cantidad, y sobre todo, por los resultados que da.

Uno de mis mayores descubrimientos de todos los tiempos en belleza. I-N-C-R-E-Í-B-L-E. Y lo dicho: INFINITAS GRACIAS POR SALVAR MI MELENA.

NOTA: 10 / 10