miércoles, 2 de noviembre de 2016

Colorete Hi-Tech - Deborah Milano


Este es el único cosmético que he tenido de la marca italiana Deborah Milano (o Deborah a secas). La verdad es que no entiendo por qué no he probado más cosas, ya que es una firma que tiene productos muy atractivos.

Y no sé cómo serán otros productos, pero este colorete es tremendo. Es el Hi-Tech: su publicidad asegura que se difumina a la perfección y garantiza una larga duración. El acabado es puro y el resultado homogéneo y natural.

Ya de primeras, el estuche entra por los ojos. Negro, sobrio y elegante; recuerda muchísimo a los coloretes de MAC. Yo tengo uno, y lo pongo al lado del de Deborah y parecen gemelos. Encima el tono es muy parecido.




La calidad es sobresaliente. Pigmenta increíblemente, es super fino, textura perfecta, se trabaja fenomenal y es cierto que dura lo indecible en las mejillas. Queda divino.

Mi tono es el 58 Paprika. No sabría definirlo muy bien pero diría que es un color entre teja, marrón y rojizo. Sea como sea es un tono elegantísimo, super natural y a la vez muy vivo y favorecedor, y que combina con absolutamente todo. Yo soy adicta a los coloretes rosas pero este Paprika hay que reconocer que es un tono fabuloso. Y para morenas de pelo negro y piel dorada como yo, es IDEAL. Es ligeramente satinado y posee unas partículas doradas que sin ser purpurina le aportan un acabado nacarado y luminoso. Y aunque en la foto y en el estuche parezca un tono fuerte, una vez aplicado y bien difuminado reitero que queda ultra-natural.


No lleva espejo, pero tiene un detalle genial que no recuerdo haber visto en otros coloretes: incluye una brochita en un compartimento en la parte de atrás. La brocha es retráctil, y simplemente hay que desencajarla de ese espacio. Es una manera de incluir brocha sin que afecte al tamaño del cosmético ni haya que añadir espacio extra en la parte superior, sino que la tenemos justo debajo del propio colorete. Me recuerda a estas geniales sombras de L´Oreal, que llevan brochita en un compartimento en la parte de abajo.

La brocha es pequeñita, y desde luego otras van mejor a la hora de aplicar colorete, pero para un apaño rápido fuera de casa se agradece esta inclusión.


Por cierto: recordemos que los productos de maquillaje en polvo no caducan (si lo hacen es muuuuy raro, y probablemente porque no los hemos conservado bien). Es el caso de este colorete, que lleva en mi casa ¡¡¡lo menos QUINCE AÑOS!!! no estoy 100% segura, pero sus 13 -14, segurísimo. Le queda muy poca cantidad pero es alucinante lo que ha durado. ¡Y pinta igual de bien que el primer día!.

No en vano, que todavía permanezca a la venta después de tantísimos años es prueba de su calidad y en consecuencia buenas ventas. Deborah ha sacado otros coloretes, pero éste aguanta y aguanta.

Su precio ronda los 8.50 - 9.95 euros, dependiendo de la tienda.

Un producto EXCEPCIONAL, lo mires por donde lo mires.

NOTA: 10 / 10