jueves, 2 de junio de 2016

Paleta The Blushed Nudes - Maybelline New York


The Blushed Nudes es la segunda paleta de sombras que Maybelline lanzó tras The Nudes -tonos tierra-. Estuve a punto de comprarla pero al final opté por la Naked Chocolate de la marca I Heart MakeUp. Eso sí: debido a mi fetichismo por los tonos rosados en maquillaje, ante esta segunda paleta de Maybelline ya sí que no me puse resistir.

The Blushed Nudes contiene doce sombras nudes y ligeramente satinadas en la gama del rosado, si bien no faltan tonalidades doradas, tostadas, grisáceas, vainilla... Son colores suaves e idóneos para el día a día, aunque también hay algunos potentes y oscuros con los que podremos conseguir maquillajes más intensos y nocturnos; siendo por tanto una paleta tremendamente versátil. 

Los colores son PRECIOSOS y las sombras poseen una calidad magnífica: textura finísima y suave, pigmentan genial, se trabajan a la perfección y duran todo el día puestas.

A excepción de alguna cálida, las sombras tienen matiz frío y esto hace que queden inmensas a juego con mi cabello teñido de negro azulado.

Estéticamente el estuche en color oro rosado es una monada absoluta, y es pequeño y muy cómodo y manejable. No incluye espejo pero sí aplicador.

Maybelline Blushes Nudes Palette
Maybelline Blushed Nudes Palette 1

Los tonos son parecidos a los de la Naked 3 de Urban Decay. Eso sí: NO son iguales (que nadie vaya a comprar la de Maybelline creyendo que es un "clon" exacto). Y yo me quedo con la Naked 3. Aunque la de Maybelline cueste 10 euros y la de Urban Decay 52, pero es que estoy enamoradísima de la segunda: desde que la tengo es mi paleta de sombras favorita.


Ahora bien: ¿esto quiere decir que me arrepiento de haber comprado la Blushed Nudes? NO. Si como en mi caso somos fanáticas del rosado y de la Naked 3, por diez euros yo me haría con esta preciosidad de Maybelline aunque ya tengamos la otra. Es como una manera de prolongar su vida. Y para viajes o desplazamientos es más cómodo llevarse la Blushed Nudes, dado que es bastante más pequeña que el ladrillo de la Naked 3. 

Por tanto, considero que son dos paletas que pueden convivir a la perfección. Aunque yo prefiero la otra; si bien reitero que si alguien quiere la Naked 3 pero le escuecen sus 52 euros, la Blushed Nudes es una alternativa fenomenal. A mí me encantan ambas.

Al igual que con la de Urban Decay, con la paleta de Maybelline se consiguen unos maquillajes de ojos HERMOSÍSIMOS. Para diario la uso sin parar.

Las doce sombras contienen en total 9.6 gramos de producto, y el precio de esta belleza es tan solo de 9.95 euros en perfumerías.

NOTA: 10 / 10
Maybelline Blushed Nudes Palette 3