lunes, 12 de marzo de 2018

Máscara de pestañas Wonder´Fully Real - Rimmel London

He tenido varias máscaras de Rimmel London y todas me han ido fenomenal. La única en años y años que me decepcionó fue la Kate Idol Eyes en color azul, debido a que el "azul" no se notaba y parecía negra. Pero el resto tremendas, y encima son baratísimas.

Siento nostalgia por la antigua Magnif´Eyes, que dejaba unos pestañones que madre mía... La usaba con veintipocos años y mis fiestas llevaban su nombre, al igual que la extraordinaria Volume Clubbing de Bourjois: otra que dejaba pestañas "discretas". Esa sí que me encantaría tenerla de nuevo... por desgracia ya no se comercializan.

Wonder´Fully Real es la nueva máscara de Rimmel London. La estrené el 1 de marzo tras acabar la excelente Velvet Noir de Marc Jacobs, la cual por cierto me ha durado 8 meses ¡siendo una mini-talla!. Si llega a ser el tamaño normal.... Claro que no me maquillo a diario.

Promete efecto pestañas postizas increíblemente largas y voluminosas gracias a su cepillo de alta precisión con cerdas de plástico y fibras de 4 mm, y máximo impacto y cuidado mediante su fórmula negro carbón y su contenido en keratina. 

Confieso: la compré porque su envase rosa metalizado me enamoró. Ya tengo buenas pestañas y por eso todas las máscaras me van genial y me es indiferente comprar una u otra (salvo cosas de sentido común: por ejemplo, nunca las compraría del chino ni de marcas "raras"). Ni miré sus características: mi máscara estaba en las últimas y fui a por una nueva, vi ésta con el rosa tan chulo y ese precio, y me la llevé.


Y como era de esperar con otra máscara de Rimmel London: genial. Me deja unos pestañones de órdago. Extra-largas, voluminosas, curvadas, negrísimas. Gigantescas. Destaco la potencia del negro: siempre me habían parecido todas iguales en ese aspecto, pero con ésta sí las noto algo más negras. Y eso que yo tengo la versión normal, porque también hay una en envase negro que supuestamente deja el negro más intenso. 

Pese a no ser waterproof no se desprende con el paso de las horas ni deja motitas sobre la piel. Y se desmaquilla muy fácilmente. Posee una calidad fenomenal. 

Su único "pero", y por desgracia, motivo de que no le ponga un 10 y de que cuando la termine no repetiré con ella: tarda un rato en secarse en las pestañas. ¿Qué quiere decir esto? pues que mucho cuidado al maquillarnos con ella con pestañear a continuación, pues en los segundos / minutos siguientes podremos encontrar unas manchas negras bien hermosas bajo la ceja o el ojo. No siempre sucede pero reitero que mucho ojo (nunca mejor dicho). Luego ya seca y no pasa nada, pero cuidado los primeros segundos / minutos. Otras máscaras se me secan enseguida o casi enseguida, pero ésta tarda más tiempo.

Contiene 11 ml y solo cuesta 5 euros. El colofón es que me salió por ¡2.50! debido a una promoción en Carrefour que tenía todo el maquillaje de todas las marcas al 50% de descuento.

Muy contenta con ella, mi máscara durante los próximos meses. Si no se reseca calculo que estará conmigo hasta octubre o así. Lástima inmensa lo del secado, porque en lo demás es PERFECTA.

NOTA: 9.5 / 10