viernes, 29 de diciembre de 2017

Gloss Bomb Universal Lip Luminizer - Fenty Beauty by Rihanna

Aquí comenté mi descubrimiento de la marca Fenty Beauty by Rihanna. Tiene productos muy chulos, y entre todos no pude resistirme a hacerme con este fabuloso brillo de labios (el primer labial que lanzaron).

Respecto a la calidad: BRUTALMENTE COLOSAL. Se nota que es una firma que la lleva el mismo grupo que a Dior, Guerlain, Benefit, Marc Jacobs, etc etc. Cero pegajoso teniendo en cuenta que los brillos suelen serlo y bastante, textura exageradamente suavísima y deslizante, cómoda y ultra-ligera como si no llevaras nada al tiempo que resulta jugoso e hidratante sin sobrecargar, y lo que más me alucina: dura HORAS en los labios. Los brillos no se caracterizan por una duración descomunal, pero Gloss Bomb permanece que es una auténtica pasada. Incluso aunque comamos o bebamos; ahí evidentemente se va con más facilidad, pero sigue quedando producto en el labio. Cuando en mí es milagroso el gloss que me aguanta más de una hora sin retocar.

Hermosísimo beige-melocotón que queda MARAVILLOSO. No hay varios colores: es un único tono universal creado para favorecer a todas las mujeres sea cual sea su fisonomía facial. He leído opiniones diciendo que Fenty Beauty es una marca especialmente ideada para mujeres negras y que al resto no les irán bien sus colores y eso es mentira como una catedral. Yo no soy negra ni mulata y he probado cosas suyas que me quedan genial (caso de este gloss). 

Sube el tono del labio y queda ultra-natural, siendo perfecto para looks discretos o por el contrario para combinar con maquillajes de ojos potentes. Es un color 100% versátil y ponible e idóneo para cualquier maquillaje, ropa o situación: a diario para trabajar / estudiar, para salir de fiesta, citas y eventos... incluso me parece un tono ideal para novias en bodas.


Al tiempo que queda tan natural, favorece y embellece lo indecible y aunque sea suave, el color luce plenamente visible y luminoso. Resulta muy brillante aunque nada exagerado y mucho menos purpurinoso ni similares. Es un brillo realmente bonito y el acabado es IMPRESIONANTE. Y aunque brille tanto, reitero que es idóneo para cuando queramos llevar los labios discretos (pero preciosos).

Contiene manteca de karité que los acondiciona y nutre. Huele a melocotón y vainilla; para comérselo. Y promete efecto voluminizador y aportar un aspecto más carnoso: no sé si será cierto -más que nada porque yo ya tengo labios gordos de natural- pero corroboro que al tiempo que discreto queda llamativo, espectacular y SEXY que te mueres (para mí es la ventaja estrella de los labios gruesos: cualquier color les queda fantástico).

El envase me encanta: sin ser aparatoso tiene un tamaño enorme -al igual que el aplicador-. Las líneas geométricas son muy estilizadas y nos hallamos ante un producto bellísimo, elegante y con sumo estilo. Por fuera, y aplicado en los labios.

Cuesta 17 euros en Sephora. No me parece nada caro teniendo en cuenta su excepcional resultado y calidad, que es un color super ponible al que se le va a sacar infinito partido, y que trae 9 ml: casi el doble que muchos brillos de inferior calidad y que perfectamente sobrepasan los 10 euros. Por eso opino que compensa con creces su compra. Yo calculo que me durará mínimo un año: sobre los dos o incluso más.

Enamoradísima de tan extraordinario producto. Mi primer o segundo descubrimiento estrella de 2017 en maquillaje, y uno de los mejores (si no el mejor) brillo de labios que he tenido nunca.

Por cierto: saludos a las que por Internet han adquirido la cutre-copia que no llega a 3 euros. Muy "inteligente" comprar maquillaje chinorri de imitación, que a saber lo que te estás echando en la piel. Y ante todo: ya son ganas de aparentar. Si no puedes o no quieres pagar los 17 euros compra un gloss de Maybelline, Rimmel London y marcas así, que por 5 euros también salen muy buenos y te aseguras de que es un producto original y fiable.

NOTA: 10 / 10