martes, 14 de marzo de 2017

Esmalte 60 Seconds Super Shine "Berries and Cream" - Rimmel London


Los esmaltes de uñas de Rimmel London suelen salirme tremendos y éste no ha sido una excepción... aunque tiene un ligero "pero".

60 Seconds es su famosa y excelente gama de secado rápido en 60 segundos, y dentro de ella lanzan cada cierto tiempo nuevas colecciones como la presente Super Shine: como su nombre indica son esmaltes con brillo de alto impacto, además de conservar la característica estrella de la gama (secado rápido). También aseguran intensidad total de color y extrema duración en las uñas.

Cumplen todo, siendo unos esmaltes realmente buenos. Otorgan un acabado precioso, impecable y perfecto durante días. 

Mi tono es el 340 Berries and Cream: rojo vino y espectacularmente elegante.

Y mi pequeña decepción con este producto: recién pintadas las uñas quedan con ese tono vino fresco, muy vivo, pero conforme pasa el tiempo el color se oscurece un montón. Al día siguiente de aplicarlo y en los días sucesivos pasa a ser un rojo super oscurísimo (prácticamente negro) y más marrón que rojo o vino. El color es muy chulo y elegante también, pero no me gusta que cambie tanto ya que de ser así, directamente habría comprado otro tono.

Tan solo cuesta 2 euros. Es un esmalte excelente, quitando lo del oscurecimiento del color. Pero si también te gusta ese tono, no es problema.

NOTA: 9 / 10

Así queda recién aplicado:


Y así luce conforme pasan las horas / días: