lunes, 5 de septiembre de 2016

Lápiz de cejas - Yves Rocher


Este lápiz de Yves Rocher era el que utilizaba cuando me teñía el cabello en tonos claros y para armonizar tenía que decolorar el negro de mis cejas y luego maquillarlas en color castaño. Mi tono fue el "Brun" (foto superior y abajo a la derecha): idóneo para retocar cejas en marrón oscuro, aunque dependiendo de la fuerza del trazo podemos conseguir un castaño suave.

Es un lápiz de cejas excelente. Formulado con manteca de karité, es preciso y duro pero suave al mismo tiempo; consiguiendo un trazo perfecto, homogéneo y natural. Y duraba todo el día puesto. En su extremo incluye un cepillo que permite alisar y disciplinar las cejas, así como difuminar el color del lápiz.

Contiene 1 gramo que cunde muchísimo: lo tengo desde hace 6-7 años mínimo, y utilizándolo a diario durante los períodos en los que he llevado el cabello claro, todavía me quedan cuatro dedos de lápiz. Abandonado en la actualidad debido a que ya no llevo el pelo ni las cejas aclaradas, pero corroboro que pinta tan bien como el primer día.

Cuando lo compré solo había tonos castaños pero desde hace un tiempo han lanzado un tono nuevo para las cejas más oscuras: "Ultra Brun". En la foto (abajo en el centro) parece prácticamente negro así que no descarto echarle un vistazo en la tienda para posible compra, dado que el negro es el color de lápiz de cejas que siempre utilizo. 

Su precio es de 9.50 euros pero en Yves Rocher siempre tienen descuentos en los productos y puede conseguirse a mitad de precio: a mí me costó 4 euros y pico. Genial, dada su tremenda calidad y lo que cunde.

NOTA: 10 / 10