lunes, 30 de abril de 2018

Pre-pigmentación + rebajar el agua oxigenada = negro espectacular


La semana pasada me teñí, de negro azulado como todos los meses. Para no aburrirme suelo ir cambiando de marcas (próximamente escribiré mis tintes negro azulado favoritos) y éste mes incorporé una novedad: pre-pigmentación + rebajar el agua oxigenada.

Hace poco leí sobre la primera, y como no perdía nada haciéndolo me lancé.

Consiste en dos pasos sencillos -hay que comprar dos tintes: el que usaremos como primera capa de color y el que aplicaremos después-.
  • Cogemos un tinte de color idéntico o muy similar al tinte que nos queramos dar, pero NO mezclamos las dos partes: crema colorante + revelador (agua oxigenada). Lo que hacemos es aplicar en el cabello únicamente el colorante, sin haberlo mezclado con la oxigenada. A dicha crema colorante le añadimos un poquito de agua -no del grifo; yo usé mineral de botella- hasta conseguir una masa uniforme, y la aplicamos por todo el pelo. Esto es la pre-pigmentación: aplicar una primera capa de pigmento puro, antes del tinte en sí.
  • Sin lavar el colorante, inmediatamente aplicamos encima el tinte que queramos: éste sí, mezclado con el revelador como cuando nos teñimos cualquier mes. Se deja el tiempo de exposición y se lava. Como se ve, lo único que cambia es que antes del tinte aplicamos esa capa de "no tinte" (color puro sin oxigenada).
Este método evita que el pelo se dañe cuando lo tiñes y que el color quede disparejo, y es muy recomendado para cabellos estropeados que no pueden dejar de teñirse, ya que les previene más daño. Lo que hace la pre-pigmentación es crear una primera capa de color que al estar carente de agua oxigenada no abre las cutículas de los cabellos, haciendo de barrera protectora para el tinte posterior, a la vez que permite que el color se conserve mucho mejor. Sirve para cualquier color de tinte.

Además de proteger el cabello, aseguran que la pre-pigmentación intensifica y alarga mucho el color del tinte. Por eso la hice. A finales de mayo o incluso 1 de junio (cuando vuelva a teñirme, dependiendo de cuánto me aguante el color) editaré esta entrada para poner cómo ha resultado este experimento en cuanto a la duración. Habiéndome teñido el 25 de abril, si consigo pasar todo mayo con el negro sin perder intensidad hago fiesta.

Importante: al igual que si antes de teñir aplicamos aceites como el de coco a modo de protección, tras la pre-pigmentación hay que lavar el pelo con champú, ya que pueden quedar restos del primer colorante. A mí no me gusta lavar con champú cuando me acabo de teñir, pues me da miedo que se lleve color y de hecho se recomienda no lavar el pelo recién teñido hasta pasadas 48 horas para que así se fije más el color. Aunque muchos peluqueros sí utilizan champú nada más teñir, así que tan malo no será.


Recomiendan que con el segundo tinte el agua oxigenada sea de bajos volúmenes: 20, y si se puede, 10. Ciertamente es tontería realizar la pre-pigmentación con objetivo de no dañar el pelo si luego el tinte lleva oxigenada muy alta. En mi caso no hay problema, ya que como me tiño de negro no busco aclarar. Y como la mayoría de tintes traen el agua de 20 volúmenes la rebajé: se tira la mitad de oxigenada de la botellita (yo marco en el plástico una línea para calcular la cantidad) y en su lugar se añade esa misma mitad pero de agua mineral. Así rebajas la oxigenada a la mitad y consigues que el tinte no dañe el cabello. Y a mí me viene de lujo, pues quitando oxigenada elimino aclarante, por lo que el negro queda todavía más negrísimo e intenso. Por supuesto, quienes busquen aclarar sí necesitarán oxigenadas altas.

Independientemente de que me siga haciendo la pre-pigmentación o no, a partir de ahora intentaré hacer siempre lo de rebajar la oxigenada. Es que es tontería no hacerlo, cuando yo busco oscurecer mi pelo y por eso cuanto menos oxigenada use, mejor.

Para más información escribir "pre-pigmentación cabello" en Google y saldrán varios artículos y vídeos explicando perfectamente el método. También se realiza en peluquerías -aunque a mí jamás me lo han hecho, y habrá peluqueras que ni lo conozcan-. Me da igual, porque como siempre me tiño en casa... (teñir de negro es lo más fácil que hay). Una vez por tontería me teñí de negro en peluquería, y vamos... nada que no me haga yo solita.

Foto arriba del todo: usé como pre-pigmento el colorante del tinte Pro-Colour Plus en tono negro (Black 0.1). Y como tinte, dos cajas del Simply Bright de Mellor & Russell en Mystic Black (negro azulado). Ambos son de importación británica y se venden en Dealz por tan solo 1.50 euros. El segundo lo comenté aquí. Y el primero nunca lo había probado, lo cual en realidad sigue siendo así, ya que solo usé la crema colorante y no lo apliqué como tinte. 

Usé negro a secas para conseguir una base hiper-negra y encima negro azulado, logrando así mi amado combo: negro negrísimo con ese reflejo azul que tanto me gusta. Y todo por tan solo 4.50 euros. 

Y debió funcionar, ya que ahora mismo tengo el cabello super neeeeeegro como a mí me gusta, exagerado en plan muñeca e hiper-brillante, me encanta. Aunque también es que estoy recién teñida y ahí cualquier tinte negro o negro azulado luce increíblemente negro, pero creo que sí lo tengo más potente que en otras ocasiones. Ahora habrá que ver cómo va aguantando los lavados hasta que empiece a perder intensidad (lo odiooooooooo).

Lo dicho: de momento muy contenta. El negro me ha quedado espectacular y el pelo no se ha resentido en absoluto -aunque al no tener aclarante, a mí los tintes negros nunca me dañan el cabello-.

EDITO doce días después para mencionar que de "creo" nada: realmente tengo el negro más potente que otras veces, me lo noto. Así que encantada con este método, y seguro que repito.

Edito otra vez: a 17 de abril, han pasado 22 días y pese a los lavados sigo con el negro intacto: ¡no tengo nada, nada de reflejo rojizo!. Vamos, que ya me espero a junio para teñir.