viernes, 19 de enero de 2018

Crecimiento asombroso de mi cabello en dos meses y medio: lo que he hecho


El 26 de octubre me hice una decoloración que masacró a lo bestia mi cabello, jamás se me había destrozado tanto (detalles aquí). Por suerte ya lo tengo recuperado y de nuevo brillante, suave, liso y sin rotura ni sequedad -consultar esto-. Eso sí: después de cómo me dejó el "pelo" esa basura de decolorante y sobre todo la depresión por tener que cortarlo tantísimo, ya sí que se me han quitado las ganas de cambio de look y aclarar. Y soy idiota, pues por mi ascendencia árabe y rasgos de morenaza total, mi pelo oscuro es el que mejor me sienta. Y el negro azulado me vuelve loquísima.

Quedó tan exterminado que tuve que cortar un montón. Lo hice durante varios días, hasta asegurarme de eliminar todo lo quemado: 29, 30 y 31 de octubre, y 1 de noviembre. Pasé de pelo casi por encima del pecho a melenita que ni llegaba a los hombros. El disgusto fue antológico y entre eso y lo pulverizado que quedó, los días siguientes a la decoloración solo sentía ganas de llorar. Estuve con un bajón...

Pero tras la tormenta sale el sol, y al igual que cuando recuperé su buen estado, para mi inmensa sorpresa y alegría desde el 1 de noviembre / en poco más de dos meses me ha crecido una MONSTRUOSIDAD. Estoy flipando a unos extremos, que ríete de Iggy Pop en sus buenos tiempos.

Aquí el cambio:

Comparar con ésta de ayer, 18 de enero. Recién lavado y secado al aire.


Poco me falta para tenerlo como antes (fotos abajo). Creía que no iba a recuperar ese largo hasta dentro de mínimo un año, pero si continúa este ritmo de crecimiento madre mía: en unos meses lo tendré más largo que antes de cortarlo. 


El cabello crece de media entre 1 y 1.5 cm al mes, pero a mí me ha crecido más. Mínimo 2 cm mensuales, seguro. Y recalco el "mínimo", porque ahí hay más de 4 cm de pelo nuevo. Bastante más.

A causa del envejecimiento y ralentización del organismo y al igual que con la edad cuesta más adelgazar / mantener la figura que cuando tenemos 20 años, se supone que a partir de los 30 el cabello crece más despacio. Pues a mí jamás me había crecido tan rápido como en estos dos meses y medio. También dicen que la velocidad de crecimiento la marcan los genes de cada persona, y lo mismo: nunca me ha crecido tan deprisa.

Tengo entendido que cuando estás embarazada el cabello crece a velocidad vertiginosa por el tema hormonal, pero puedo asegurar que no lo estoy jejeje. Y cuanto más corto tienes el pelo el crecimiento es mucho más visible que cuando ya está largo, que ahí parece que nunca crece. Pero de efecto óptico nada: ahí están las fotos y el espejo o que ya me puedo hacer coleta de casi tres manos de cabello, cuando el 1 de noviembre era coletita.

No puedo estar más contenta. Y como legiones de mujeres se desesperan porque el pelo no les crece voy a contar lo que he hecho estos dos meses, por si le sirviera de ayuda a alguien.

No he comprado ningún producto engañabobos, ni suplementos nutricionales, ni he realizado métodos chorra como lo de usar champú de caballo, meter cebolla o anticonceptivos en el champú, cortar el cabello según las fases de la luna y demás. Lo del champú de cebolla lo probé hace siglos y no duré ni tres veces: solo conseguí desperdiciar un champú que fue a la basura, dado que me resecaba el pelo.

Cualquier médico / dermatólogo constatará que todo lo que voy a describir es lo que de verdad funciona a la hora de potenciar el crecimiento del cabello, y sin tener que gastar un duro ni hacer cosas raras. De hecho, la mayoría son hábitos que realizo siempre.

LO PRIMORDIAL Y LO QUE MÁS ME HA HECHO ES LA ALIMENTACIÓN. Por muchos productos externos que le apliquemos, la realidad es que hay que alimentarlo desde dentro y un cabello falto de nutrientes no crecerá o tardará siglos. Cuanto mejor comamos más rápido crecerá, lo he comprobado. Aparte de que la salud y el físico lo notan, en mi caso me es necesario alimentarme bien a causa del deporte tan intenso que practico (artes marciales, correr, mountain bike, natación, máquinas). Y desde que como mejor lo estoy notando que no veas, mi pelo el primero.

Tampoco hay que ser talibán y la vida está para disfrutar: preferiblemente caseros, puntualmente mis patatas fritas, mis pizzas, mis hamburguesas, mis platos de pasta, mis comidas orientales, italianas, mexicanas etc y mis fiestas bebiendo hasta el agua de las macetas, no me los quita nadie. Lo que he suprimido es el picoteo cerdo y bombas nucleares de azúcar, sal, grasas y colesterol y "alimentos" que nutricionalmente ejem ejem: chocolate, bolsas de patatas y snacks, helados, pasteles, galletas, bollería, refrescos y todo eso. No tengo que adelgazar, pero sí quería quitarme esas porquerías por mera salud y bienestar.

Suelo tomar levadura de cerveza, pero no soy constante y cuando termino un bote pueden pasar meses hasta que compro otro. La última vez estuve varios meses y hace tres que la dejé: ¿como la tomé tanto tiempo quizá quedaron "restos" en mi organismo y eso afectó al crecimiento? ni idea. La levadura de cerveza es conocida como método infalible para hacer crecer el pelo, pero yo nunca noté nada especial y ahora no la estoy tomando y me ha crecido como nunca. Con las uñas igual: desde que como mejor crecen rapidísimo, más que cuando tomaba la levadura. Es gracioso que sin usar nada específico me esté creciendo infinitamente más ahora. Pero claro: antes comía peor, y ningún suplemento compensa eso.

Los alimentos que más se recomiendan para el crecimiento del cabello los consumo de forma regular y algunos en cantidades industriales: huevos, leche, atún, cereales, frutos secos, legumbres, frutas, verduras, carne, marisco, pescado, etc.

Especialmente destacaría en mi caso el consumo de huevos y patata (me pongo fina con ambos), atún, leche desnatada, yogures desnatados, cítricos (naranjas y mandarinas), plátanos, manzanas, cereales o muesli (prácticamente a diario), frutos secos, ensaladas, hervidos, cocidos, potajes, arroz, carnes, garbanzos, lentejas, sopas y purés, lechuga, acelgas, almejas, mejillones, gambones, judías verdes, queso, etc etc. Todos grandes aliados para el crecimiento del pelo gracias a que contienen en gran cantidad los elementos imprescindibles para esa función: proteínas, biotina y resto de vitaminas, hierro, zinc, calcio y resto de minerales, fibra, grasas saludables y omega 3, etc.

La patata es un alimento muy ignorado en crecimiento capilar, cuando si se examinan sus propiedades veremos que incluye alto contenido en nutrientes estrella para que crezca el pelo: vitaminas B, B1, B6 y C, minerales como potasio, magnesio, hierro, fósforo y calcio, y fibra. Me enloquecen fritas pero las consumo también en modo sano: hervidas, cocidas, asadas o a la plancha.

Desde hace un par de meses alterno en mis desayunos con leche estos tres cereales / muesli de Aldi y Mercadona. Me están tremendos, son sanos y aparte del sabor, me gusta que dos de ellos incluyen frutas o frutos secos: bombas para el crecimiento del cabello al igual que los propios cereales y muesli. Como buena deportista también suelo consumir copos de avena: marcas Brüggen (Mercadona) o Crownfield (LIDL). Pero vamos, que da igual la marca y supermercado. Pongo éstos porque son los que llevo tomando en este período en el que me ha crecido tantísimo el pelo.

Los frutos secos son de LO MEJOR para potenciar el crecimiento del cabello y lo estoy comprobando de pleno. Algunos fines de semana cuando veo películas y series caigo con esta bolsita de pipas de girasol naturales que venden en Mercadona (85 céntimos). En lugar de chocolate y demás guarrerías ahora si alguna rara vez picoteo opto por pipas naturales, que me enloquecen de sabor -tengo que controlar para no comer la bolsita de dos sentadas, aparte hay que moderar el consumo dado que son muy calóricas-, y poseen mogollón de nutrientes beneficiosos para la salud, y kilos de vitamina B para el crecimiento capilar.
Otro fruto seco muy estrella para el crecimiento de la melena son las nueces. Llevo semanas en las que suelo comer 4 o 5 al día y aparte de que me chifla su sabor, nutricionalmente y gracias sobre todo a la vitamina B, al zinc, al selenio, etc, son una bomba para el cabello.
Otros alimentos a destacar: resto de frutos secos, huevos, atún, carnes, lácteos y fruta. Para que el pelo crezca hay que comer a saco proteína, hierro, vitaminas, minerales y grasas buenas.

Aceites, mascarillas y mantecas naturales: debido a su altísimo contenido en grasas saludables, vitaminas, proteínas y minerales, aparte de dejar el cabello precioso y nutrirlo y fortalecerlo a lo bestia y prevenir la sequedad (yo me tiño todos los meses y lo tengo hiper-nutrido), benefician la salud del cuero cabelludo y por tanto el crecimiento. Los utilizo siempre que me lavo el pelo, como mascarillas pre-lavado durante unas horas antes de lavar con champú. A veces me los dejo una noche o día entero si no salgo de casa. Mis favoritos son los aceites de coco y oliva. El de girasol es muy ignorado en tema capilar pero lo he usado alguna vez y también deja pelazo. El de almendras hace tiempo que no lo uso y algún día retomaré. Y recientemente he descubierto el aceite de cacahuete, que madre mía también cómo deja el pelo. Otro reciente descubrimiento fue la manteca de karité, la cual es oro puro. Aparte de aceites y mantecas, antes de lavarlo también me hago mascarillas caseras como la de aceite de oliva y huevo, la de mayonesa, la de yogur natural, etc etc. Más información aquí.


Champú y mascarilla que uso desde hace un par de meses: gama de leche de almendras y extracto de lino, de la marca Le Petit Marseillais. No creo que hayan influido, aunque la semilla de lino o linaza es conocida como acelerador del crecimiento capilar, así que a saber.


Masajes capilares: desde que corté el pelo, siempre que estoy en casa aprovecho cualquier rato para hacérmelos durante unos minutos, sobre todo si estoy viendo películas o series. Junto con la buena alimentación los masajes al cuero cabelludo son el mejor crece-pelo que existe y 100% eficaz, pues estimulan la circulación sanguínea de los folículos pilosos, activando y acelerando el proceso de crecimiento. Y corroboro que se nota, y encima son gratis y te los puedes hacer en casi cualquier momento. Hay que presionar las yemas de los dedos suavemente contra la piel del cuero cabelludo y no mover las manos; solo los dedos en círculos y que se mueva con ellos la piel del cuero, no el cabello. Recordar que es masaje al cuero cabelludo, al casco, no al pelo en sí.


Mucha agua y líquidos: primordial para la estimulación del crecimiento del cabello. Aparte de agua y zumos naturales o sin azúcar, también me hincho a infusiones. La cola de caballo es fantástica para potenciar el crecimiento capilar. La de romero dicen que lo mismo (tengo que probarla).

Estrés cero. Descansar y dormir bien y a ser posible sus buenas 8 horas. La falta de descanso y padecer ansiedad, estrés, nervios, etc repercuten en el correcto funcionamiento del organismo y lo debilitan, y esto incluye el crecimiento capilar. Si estamos descansadas, tranquilas, sanas y fuertes, el pelo crecerá en toda su gloria.

No padecer enfermedades y estar lo más sanas posible: muchísimas mujeres que se quejan de que no les crece el cabello o que lo hace muy despacio, es porque no comen bien (mención estrella para las obsesas de las dietas salvajes) y tienen carencia de nutrientes o directamente alguna enfermedad les está estancando el crecimiento del pelo. Si notamos dicho estancamiento, conviene hacerse analíticas médicas para descartar algún problema de salud.

Deporte: su práctica regular activa la circulación sanguínea de todo el cuerpo, y eso incluye el crecimiento de la melena. 


Cuidados básicos: si el pelo no lo cuidamos y las puntas no están en buen estado no crecerá. Se romperá y pese a que transcurran meses e incluso años y crezca de la raíz nunca lo veremos crecido, dado que si está muy estropeado seguirá rompiéndose por las puntas y todo lo que crezca de arriba desaparecerá por abajo, por lo que nunca mostrará su largo real. Esto explica que muchas chicas jamás se lo vean largo pese a que no se lo cortan nunca.

Por eso es muy importante cortarlo si está destrozado a nivel irrecuperable. Yo me quise morir cuando lo corté tantísimo pero ahora lo agradezco enormemente. Si hubiera seguido con ese pelo quemadísimo asqueroso, con los meses ese daño se habría extendido al resto de la melena y al final tendría que haber acabado cortando el triple. En vez de eso preferí cortar a saco y eliminar todo el cabello dañado cuanto antes, y sí: me quedé con mini-melenita, pero dos meses y medio después, menudo cambio.

"Si cortas crece más rápido" = mito, pero sí es cierto que si eliminas todo el pelo dañado luego vas a ir viéndolo más largo que si no lo hicieras, ya que las puntas no se romperán e irán mostrando su largo real. Esto en parte creo que es la razón por la que me está creciendo a este ritmo: otras veces que lo he cortado nunca vi este crecimiento porque claro; no quise cortar mucho y las puntas seguían mal.

Fuera siempre planchas, secador y cualquier aparato de calor, productos fijadores como gomina y laca los uso una vez al mes o ni eso, peinar muy delicadamente, no frotarlo cuando está recién lavado y no peinar mojado ya que así está frágil y se romperá, ahogarlo en aceites mascarillas y sérums, usar buenos productos, lavarlo con agua fría, no decolorar ni abusar de mechas y tintes muy claros ya que son los que más estropean por tener la más alta concentración de amoníaco, agua oxigenada y decolorante, y al final ese pelo habrá que cortarlo sí o sí. Cuanto más oscuro sea un tinte menos dañará y viceversa. Yo me tiño de negro azulado todos los meses y no se machaca nada, a diferencia de cuando he ido de rubia, que pobrecito pelo.

En verano / climas muy cálidos el cabello crece más deprisa debido a la vasodilatación por calor de los folículos capilares. Si me está creciendo así en invierno, miedo me dará cuando llegue el buen tiempo...

No obsesionarse ni pasar 24 horas mirando y midiendo el pelo. Cuanto menos pensemos en el crecimiento, más lo notaremos después.

Si buscamos en Internet hallaremos mil páginas, vídeos y consejos para el crecimiento del cabello. Evidentemente cada una es libre de probar lo que quiera, pero yo me abstendría de realizar ciertas chorradas a cada cual más esperpéntica. Me parecen una pérdida de tiempo / dinero, cuando para potenciar el crecimiento del pelo, repito que las estrellas supremas son la buena alimentación, los masajes y estar sanas y fuertes.

Ojalá estos consejos sirvan de ayuda a tantísimas chicas que sufren porque su cabello crece muy lento, pues yo ya digo que estoy FLIPANDO: jamás me había crecido tan deprisa.