miércoles, 19 de julio de 2017

Rotulador Super Fine Eyeliner Pen waterproof - Essence


Menuda racha llevo últimamente con los delineadores de ojos. Me lo tengo merecido por abandonar al que me va de 10 (el eyeliner en gel de Maybelline): llevaba dos tarros seguidos -los eyeliner en gel me duran dos años perfectamente- y por "aburrimiento" quise cambiar, y tiré el dinero con este horror, el cual no tardó en ir a la basura.

Después, en lugar de regresar al de Maybelline u otro eyeliner en gel, decidí dar una oportunidad a los rotuladores. El elegido fue de Essence y lo compré por este vídeo. La mujer consigue una raya negra perfecta, preciosa y super intensa, y yo pensé que iba a obtener el mismo resultado...

Es el Super Fine Eyeliner Pen en versión waterproof. La mujer del vídeo utiliza la versión normal pero yo compré la resistente al agua, por lo de la mayor duración.

Y una de dos: o la waterproof no tiene nada que ver con la versión normal, o mi rotulador estaba estropeado, usado o a saber. Porque mis resultados no tuvieron nada que ver con lo que aparece en ese vídeo.

En mi caso no pintaba NADA. Tenía que hacer malabares para conseguir que pintara "algo" de negro, y ni aun así. Era totalmente aguado y ya podías presionar, agitar y hacer de todo, que a lo sumo dejaba un débil rastro de "negro" (gris más bien). Era imposible conseguir una raya negra en condiciones: la dejaba irregular, en unas zonas pintaba poquito y en otras nada de nada. Un HORROR. Y de conseguir hacer un buen rabillo ya ni hablemos.

Para muestra, un botón: las líneas de arriba las hice con este rotulador, y las de abajo con un lápiz normal y corriente. Presionando y pintando de la misma forma.


Lo dicho: era agua, enteramente.

La punta es verdad que es muy fina y precisa, pero a ver de qué sirve eso si en lo importante, que es pintar, falla de esa manera. Siendo rotulador esperaba conseguir una raya negra ultra-intensa, a la altura de la que me dejan los eyeliner en gel. Y madre mía....

Y cuando raramente por fin conseguía pintar "algo" de negro, eso de waterproof no sería en el mío, porque se iba con mirarlo. Manchaba, se quedaba emborronado y no tenía fijación ninguna: pasabas el dedo y te lo llevabas. Claro está: lo poquísimo que había pintado...

Debido a esos resultados tan pobres terminó en la basura. No lo tuve ni una semana.

Costó 3.59 euros. Al menos no salió caro, pero hay que tener en cuenta que entre ese y el anterior delineador de Rimmel London que también tiré a la basura, los dos han sumado 10 euros perdidos: 10 euros con los que podría haber comprado el eyeliner en gel de Maybelline, o el de L´Oreal, etc etc. 

Essence es una marca cuyos productos me suelen ir fenomenal, y este rotulador pertenece a esas raras excepciones que no. De hecho, puedo afirmar que hasta el momento es con diferencia el peor producto que he usado de esta marca.

Hacía lo menos 12 años que no usaba rotulador, y menudo "reencuentro". Y por supuesto, ahora sí que no volveré a abandonar mis amados eyeliner en gel nunca más.

NOTA: 0 / 10