miércoles, 3 de mayo de 2017

Sombra de ojos Sparkling Trail (Rose Anthracite) - KIKO



Hace nada mencioné que con los productos KIKO una de dos: o me salen horripilantes o tremendísimos, no hay término medio. Y para mi alegría, pertenecen al segundo grupo las sombras de ojos de la edición limitada "Neo Noir" (ya desaparecida de las tiendas, a no ser que les quede algún producto suelto en liquidación).

La primera que adquirí fue ésta: un increíble y muy metalizado azul cobalto. La compré a su precio de salida sin esperar a que la rebajaran, del miedo que me dió que luego no tuvieran ese tono. Como así sucedió... por eso, si nos gusta mucho un producto KIKO de edición limitada y no se pasa de precio, es mejor comprarlo cuando lancen la colección y no esperar meses a que la rebajen, porque puede que para entonces ya no tengan existencias del color o producto que queríamos. Lo he visto muchas veces y ya no me arriesgo.

La segunda sombra sí la compré a menor precio varios meses después. Es un tono que también me encantó cuando lanzaron la colección, pero mi prioridad fue el azul. Pese a ello, anda que me lo pensé cuando vi este color en las rebajas (de la azul repito que ni rastro).
Es la 06 Rose Anthracite. Que no engañe su nombre, pues no es rosada sino gris oscura. Con sutiles brillitos rosas, vale, pero en esencia es una sombra 100% gris.

Al igual que la azul, es un bellísimo tono metalizado (si bien no es tan brillante y metalizada como la azul, pero sigue siendo un color espectacular). Para más detalles leer mi reseña de la sombra azul, ya que cambiando el tono es el mismo producto. Resumiendo: pigmenta de forma increíble, es suavísima y cremosa, tiene un brillo precioso, muy buena duración, formato comodísimo en lápiz, colores chulos chulos... no se le puede pedir más a una sombra de ojos.

Es la de estas magníficas fotos de otro blog, la de la derecha. Al sol se aprecian de maravilla los brillitos rosados y plateados, pero a simple vista o en interiores se ve más como en la foto de la izquierda: gris puro y duro. Preciosa de ambas maneras.


Al igual que con la azul, estoy contentísima con ésta también. Además, es un tono muy versátil y queda de puro infarto en ahumados y sombreados oscuros, aunque puede modularse y conseguirse un acabado más discreto.

Lástima que no todos los productos KIKO me salgan de tremendos como estas dos sombras de ojos, porque menuda tela. A la azul anda que no le estoy sacando partido, y a la gris ya ni te cuento.

Su precio de salida era de 6.90 euros (nada caro para la calidad y resultado de estas sombras) y a ese precio adquirí la azul, mientras que la gris me costó rebajada 4 euros y poco. Que tampoco fue un ahorro enorme, y si lo llego a saber me hubiera dado igual adquirirla al primer precio.

NOTA: 10 / 10