viernes, 6 de enero de 2017

(DES)-recomendación del truco del quitaesmalte


Aquí comenté el truco de añadir quitaesmalte a la laca de uñas que se ha secado por el paso del tiempo y los usos. Es un método 100% eficaz a la hora de recuperar la textura líquida que el esmalte poseía recién comprado.

Peeeeeeero... no es oro todo lo que reluce, y tengo claro que NO volveré a hacer uso de este truco.

Si bien al principio estaba contenta, dado que el viejo esmalte recupera su antigua textura y vuelve a pintar igual de bien... se crean "daños colaterales", y es que el color pierde muchísima intensidad y el tono queda como transparente, aguado. También he comprobado que desaparece por completo el brillo del esmalte, quedando el color muy mate y soso, feo.

Me ha ocurrido con los tres esmaltes a los que he aplicado este truco; comentados en el blog y presentes en las fotos que acompañan este texto. Y lo de recuperar la buena textura depende del esmalte, porque el de Rimmel London pintaba muy mal y quedaba como a rayas. Entre eso y que los colores se afearon tantísimo, he tenido que tirar los tres a la basura.

Una pena, dado que los tres me chiflaban. Pero como me suelen durar varios meses e incluso años, cuando se acaben / sequen prefiero comprar nuevos y disfrutar de esmaltes en perfecto estado, en lugar de este "truco" que más que solucionar, empeora los esmaltes viejos todavía más.