lunes, 10 de octubre de 2016

Colorete Blush Cocoa Shock - KIKO


Blush Cocoa Shock son unos PRECIOSOS coloretes mates que KIKO lanzó en agosto.

Su característica estrella es su goloso envase: imita dos onzas de chocolate. No me extrañaría que se hubieran inspirado en las famosas paletas de sombras de ojos de la marca I Heart MakeUp que tienen el estuche con forma de tableta de chocolate.

Al igual que esas paletas, el envase de este colorete es super original y una preciosidad inmensa, especialmente el de mi tono chocolate blanco (de paso lo tengo a juego con la paleta Naked Chocolate de I Heart MakeUp: me chiflan los estuches que emulan el chocolate blanco).

Cada uno contiene dos coloretes que podemos utilizar solos o mezclados. En total hay cuatro tonalidades, e imitando a las paletas de I Heart MakeUp se distinguen por fuera con envases en distinto color emulando un tipo de chocolate: blanco, negro y con leche.


El mío es el 01 Sweet Coral and Apricot. Aparte de ser el envase que más me gusta de los cuatro, lo mismo sucede con el colorete en sí: para mi rostro me pareció el más idóneo, y no me equivoqué. Se trata de un dúo con un rosa aframbuesado y un melocotón / coral; quedan PRECIOSOS ambos y muy vivos y luminosos pese a ser mates (siempre fui de coloretes satinados). Resultan divinos tanto solos como mezclados, aportando al cutis un aspecto de buena cara inmediata e inmensamente favorecedor al tiempo que discreto y natural. Pigmentan a la perfección.

La duración, si bien tengo coloretes mejores en ese aspecto, tampoco es una birria: a mí me dura unas 7 horas en perfectas condiciones. A partir de ahí se empieza a desvanecer el color.

Para tema de desplazamientos / viajes o retoques fuera de casa NO me gusta que no incluya brochita, pero bueno, lo paso. Al menos trae espejo. 

KIKO asegura que estos coloretes huelen a vainilla; pues no será el mío. Me huele a colorete tal cual, en plan químico. No es desagradable ni nada de eso, pero el supuesto olor a vainilla sigo buscándolo. Aunque no lo compré por el olor, así que me da igual.


Es un colorete BELLÍSIMO, por dentro y por fuera. Me queda monumental y encima me vino de fábula, dado que andaba a la búsqueda de un colorete mate para todos los días (excepto éste, el resto de los que tengo son brillantes).

Tendremos producto para rato, ya que cada una de las dos pastillas contiene 3 gramos, por lo que son 6 gramazos de colorete. El mío de MAC tiene 3.5 gramos e irá ya por sus 7 años...

El precio es de 10.90 euros. No me parece caro, teniendo en cuenta sus resultados y que me va a durar años.

Como siempre en KIKO, tarde o temprano lo rebajarán. Yo ya conté que ahora, si un producto KIKO de edición limitada me gusta muchísimo lo compro ya sin esperar a que lo abaraten, por miedo a que cuando hagan lo segundo ya no queden existencias del color que yo quería. Me ha pasado, y es frustrante esperar meses a que rebajen un producto que te encanta y que luego vayas a comprarlo y ya no lo tengan. Así que ahora, prefiero pagar unos euros más, pero tener el producto sí o sí.

Edito en enero 2017 para mencionar que ahora tienen rebajados estos coloretes... pero justo el tono que yo compré, no lo he visto en ninguna tienda. Si hubiera esperado a que lo abarataran, me habría quedado sin él. Así que, lo dicho.

NOTA: 9 / 10