miércoles, 15 de junio de 2016

Esmalte de uñas nº 3 (rojo oscuro) - Elisabeth Llorca


Elisabeth Llorca es una marca de cosméticos afincada en Sevilla que apuesta por una inmejorable relación calidad-precio y una fabricación 100% nacional. 

No me llama NADA. Confieso que prefiero usar maquillaje de marcas extranjeras pero no por nada, sino porque a lo largo de los años y de mucho probar, son las que más me gustan. Aunque no me cierro en absoluto con las españolas: mi polvo favorito de todos los tiempos es el Maderas de Myrurgia, mi base actual es de Deliplus, los monederos de Pinaud me chiflan, y los pintalabios de Lina Bocardi son buenísimos.

Y no niego que Elisabeth Llorca tenga calidad, pero esa estética tan cutre -me recuerda a Carlo Di Roma y demás marcas de los chinos- me espanta. Y eso, que prefiero irme a otras firmas.

No usaría cosméticos Elisabeth Llorca para el rostro, pero haría la excepción con esmaltes de uñas, como así ha sido. Lo compró mi madre para ella, y se lo he cogido alguna vez.

Es el nº 3 de su gama genérica de lacas de uñas: un PRECIOSO rojo sangre con matiz cereza. Y lo que más me gusta además del espectacular color: el increíble brillo que deja. Las uñas quedan con efecto vinilo total, y dicho brillo permanece. Ahora mismo es el esmalte más brillante que tengo con diferencia; me encanta. Las uñas rojas y ultra-brillantes son Dios.

No podía ser perfecto, y es que se descascarilla con relativa facilidad. No es que a la media hora ya no tengamos esmalte en la uña... pero el mismo día de aplicarlo, a la noche mis uñas ya muestran algún huequecito sin color. Todo lo contrario a otros esmaltes que me aguantan tres días como recién puestos.

Una pena, aunque compensa con creces el precioso color y excepcional brillo.

Contiene 13 ml y de precio ronda los 2 / 2.20 euros. En alguna perfumería los he visto ofertados por euro y pico.

NOTA: 8.5 / 10