viernes, 20 de mayo de 2016

Eau de Toilette Good Senses - Prady

Hay personas que detestan las colonias afrutadas y dulces porque dicen que les empalagan. A mí me ENCANTAN. Al revés: las que no soporto son las tipo Opium o Chanel nº5: esa clase de perfumes se me hacen muy pesados y rancios. Prefiero olores más suaves y frescos; por ejemplo, me chiflan Flower de Kenzo, Pleasures de Estée Lauder o Light Blue de Dolce & Gabbana. 

Y por supuesto, las colonias dulces (que encima suelen ser baratas). Mis primeras de este estilo fueron las famosas afrutadas de Yves Rocher. Luego descubrí las Monogotas de Mercadona, y después vino esta colección Good Senses.

Yo creo que quienes odian las colonias dulzonas es porque las han olido en personas que se echan medio frasco (hay MUCHA gente así y con perfumes, maquillaje y de todo: se ve que no conocen eso del "menos es más"). Y claro, echándote 20 litros de colonia es imposible no saturar. Pero aplicadas en cantidad moderada yo no siento que las colonias dulces empalaguen. Como digo: me encantan.



Y cómo echo de menos estas fragancias: la colección Good Senses de la marca Prady. 

Tienen olores tan apetecibles como vainilla, mora, coco, frambuesa, manzana, melocotón, cereza, chocolate y mandarina. También hay aromas sumamente originales como chicle, algodón de azúcar y fresas con nata. 

Yo tuve la de chicle, y me arrepentí de no haber comprado las de algodón de azúcar y fresas con nata, porque olían también que tela marinera. Si nos gustan este tipo de aromas, esos tres son para desmayarse de gozo. Que no engañen los sencillos envases: estas fragancias huelen que de verdad hay que hacer esfuerzos titánicos para no comerse el frasco. Son muy intensas pero frescas y ligeras al mismo tiempo: no agobian ni empalagan. Para colmo, perduran todo el día. Y no son de estas colonias baratas que huelen a alcohol puro, sino que huelen 100% a lo que pone en la etiqueta. El olor a chicle / golosina de la mía, era fabuloso.

Cada frasco contiene 100 ml, por lo que tendremos colonia para rato. Y lo mejor: solo me costó 1.50 o 1.75 euros, no recuerdo. Precio increíble para un producto tan fantástico

La compré durante un viaje a mi adorada Granada capital, en una pequeña perfumería en la calle San Juan de Dios. Por desgracia, en mi ciudad no he visto estas colonias por ningún sitio...

NOTA: 10 / 10