jueves, 16 de marzo de 2017

Paleta de sombras Arabian Nights - Sleek


Este producto pertenece a la firma británica Sleek, famosa especialmente por sus codiciadas paletas de sombras de ojos y sobre todo por sus extraordinarios coloretes.

Para mi gusto, Arabian Nights es la paleta de sombras más bonita que Sleek ha sacado hasta la fecha, y dudo mucho que la vayan a superar. Ninguna paleta de esta marca me había gustado nunca: la mayoría me parecen sombras muy papagayo o muy repetitivas y corrientes... pero Arabian Nights son palabras mayores. 

Como su nombre indica se inspira en la magia, exotismo y seducción de las noches orientales y el embrujador hechizo de la misteriosa, profunda y legendaria mirada árabe de Las Mil y Una Noches. Las sombras poseen nombres tan evocadores como Sherezade´s Tale, Aladdin´s Lamp, Gold Souk, Sultan´s Garden, Hocus Pocus, Simbad´s Sea, Genie, Black Magic, Stallion, Sorcerer, Valley of Diamonds y 1001 Nights. Yo que tengo ascendencia árabe y ojos 100% así, me gusta "poco" este producto.


Son 12 sombras ideadas para realizar oscuros y sensuales ahumados al estilo del inconfundible y sofisticado maquillaje árabe tan intenso, admirado y característico. La mayoría de tonos son bien potentes (es una paleta perfecta para la noche), aunque hay algunos más suaves e idóneos para looks discretos. Pero desde luego, no es una paleta nude. Pese a que sean colores fuertes son todos BELLÍSIMOS y muy finos y elegantes pese a su intensidad. No como esas sombras tan bastas y "Plastidecor" de otras paletas de Sleek.

Impactantes bronces, dorados, verdes, azules, morados, grises y negros: todos los colores son PRECIOSÍSIMOS. Tanto, que por ejemplo yo no soy entusiasta de las sombras verdes pero las dos que incluye esta paleta me parecen divinas y les doy uso.

Las bronces y doradas son maravillosas, y las más oscuras no se quedan atrás...

La gama de colores admite infinitas y fascinantes combinaciones: si tenemos maña con los ahumados conseguiremos unos maquillajes ESPECTACULARES con la Arabian Nights. 


Por si fuera poco, la calidad de las sombras es monumental: pigmentan de lujo con una sola pasada, son suavísimas, se trabajan fenomenal, quedan impecables y duran puestas todo el día o noche. No hace falta ni utilizar prebase, aunque es muy recomendable para potenciar y prolongar el alucinante acabado de estas sombras tan geniales. Con las prebases de Urban Decay los ahumados con esta paleta se me quedan como recién puestos hasta que me desmaquillo, por muchas horas que pasen.

El estilizado estuche negro es muy sobrio y elegante. Incluye espejo y aplicador doble, así como una lámina protectora para las sombras con el nombre impreso de cada una. Es un envase de tamaño mediano más bien pequeño, resultando muy cómodo y manejable.


Solo hay una cosa que le echo en falta a esta paleta, y es que ya podrían haber puesto una sombra clara mate, para la zona del arco de la ceja. Así pues, tengo que usar una sombra aparte. Pero bueno, tampoco es grave. 

Me parece un producto impresionante y es una de mis paletas favoritas de sombras. Para colmo, el precio de esta maravilla es tan solo de 9.95 euros.

Por desgracia, se trató de una edición limitada y ya no puede conseguirse en la actualidad, excepto en páginas online... y yo todavía la sigo viendo en alguna perfumería física como Druni aunque de forma residual, "escondida". En el stand de Sleek ya no está.

NOTA: 10 / 10